elnuevodiario.com.ni
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Comité de Asuntos Judiciales del Senado estadounidense aprobó ayer martes, con una amplia mayoría de 13 votos a favor y cinco en contra, una histórica reforma migratoria que le daría una vía a la ciudadanía a más de 11 millones de indocumentados.

El proyecto, vitoreado en la sala del Comité con gritos en español de “¡Sí se puede!”, pasará ahora al pleno del Senado, con una corta mayoría demócrata.

El comité examinó a lo largo de cinco maratónicas jornadas más de 200 enmiendas al proyecto de reforma integral, un documento de más de 800 páginas, que si es aprobado por el Congreso supondrá una total reformulación del sistema de inmigración.

Senado lo conocerá en junio

El Senado examinará el texto en junio, y luego deberá pasar a la Cámara de Representantes, donde la mayoría republicana promete difíciles debates en torno a un texto que nació como un proyecto bipartidista, pero que ha provocado agudas discusiones.

“Durante años hemos hecho serios esfuerzos para pasar una reforma migratoria integral, pero nunca tuvimos éxito”, reaccionó uno de los autores del proyecto, el senador demócrata Dick Durbin. “Esta vez es diferente”, añadió.

La reacción de Obama

“Ninguno de los miembros del Comité consiguió todo lo que quería, ni yo tampoco, pero finalmente, todos tenemos la obligación hacia el pueblo estadounidense de lograr el mejor resultado posible”, reaccionó el presidente Barack Obama, mediante un comunicado.

El proyecto ofrece una legalización provisional para los indocumentados bajo ciertas condiciones. Tras 13 años de espera pueden pedir la ciudadanía, pero antes el gobierno deberá demostrar que se cumplen estrictas condiciones de seguridad en la frontera.