•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Autoridades del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, desconocen hasta cuándo se extenderá el anticiclón marítimo que está provocando altas temperaturas e impidiendo que entre de lleno el ciclo de lluvias, situación que hasta el momento no causa preocupación entre productores agrícolas y ganaderos, pues confían en que en estos días se den las primeras precipitaciones.

La directora de Meteorología Sinóptica y Aeronáutica del Ineter, Salvadora Martínez, explicó que el anticiclón marítimo es un sistema meteorológico predominante en el Mar Caribe y en Centroamérica, pero considera como anormal que a estas alturas no se haya alejado hacia el Atlántico Norte para permitir la entrada de otros sistemas como vaguadas y ondas tropicales.

“(El anticiclón marítimo) no es algo imposible ni algo que nunca se haya visto, pero en este caso particular podemos considerar una anomalía el hecho de que esté predominando sobre el Mar Caribe y Centroamérica”, apuntó Martínez, quien agregó que no hay ninguna condición que indique que dicho sistema se va a retirar de una sola vez, sino que lo hará de forma gradual.

“Probablemente la alta presión se mantendrá los próximos días con mayor incidencia (pero) esto no descarta los chubascos aislados”, subrayó.

No preocupa

Ante esa situación, el presidente de la Unión Nacional de Productores de Nicaragua, Upanic, Manuel Álvarez, y el presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganadores, Unag, Álvaro Fiallos, no mostraron tanta preocupación, pues confían en que comience a llover dentro de ocho días, como máximo.

Álvarez indicó que llevan cinco días de “desfase” en cuanto al inicio de las siembras, si se toma en cuenta que las lluvias deben empezar en la primera quincena de mayo, pero afirmó que eso no es razón para alarmarse, recordó que el año pasado fue igual y hubo una excelente cosecha.

“El año pasado llovió hasta en junio, entonces tenemos la confianza que dentro de ocho días va a llover”, añadió el presidente de Upanic, quien dijo que si ese pronóstico no se cumple sí comenzarán a temer por sus cosechas.

En tanto, Fiallos expresó que entienden que la entrada de las lluvias no se dé en los primeros 15 días de mayo y que, por tanto, no hay preocupación entre los productores; sin embargo, indicó que la expectativa es que llueva para empezar a sembrar.

Donde sí hay algo de tensión es entre los ganaderos, pues a estas alturas los semovientes están flacos y hay poca reserva de pasto, según Salvador Castillo, Vicepresidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua, Faganic.

Castillo señaló que como en 2012 el invierno fue irregular, los ganaderos quedaron con poca reserva de pasto en los potreros. “Están casi en tierra y el ganado está flaco”, destacó.

El dirigente afirmó que si de aquí al 30 de mayo no llueve, “la situación va a ser desesperante para los ganaderos”.

Esperanza de lluvia

La directora de Meteorología Sinóptica y Aeronáutica del Ineter, Salvadora Martínez, señaló que en la parte Sureste, Sur Central y Sur del Pacífico del país, puede haber un aumento de la nubosidad, y, por tanto, lluvias ligeras.
“No esperamos que estas lluvias sean prolongadas ni que generen gran expectativa sobre la persistencia de condiciones favorables, pueden darse caídas dispersas en San Carlos, en la ciudad de Rivas y en Nandaime”, dijo.
Otra zona donde puede haber precipitaciones es en la RAAS, debido a su proximidad con la zona de convergencia que se mantiene sobre Costa Rica y Panamá. En cambio, en el Norte, en la RAAN y en parte de Occidente, las condiciones están más asociadas al anticiclón marítimo que está provocando altas temperaturas.
“Las temperaturas el lunes anduvieron en un rango de 36 a 38 grados en la zona occidental y en Managua, y, probablemente, tengamos condiciones de temperaturas en esos rangos de valores; incluso en Jinotega hubo 30 grados, y en el Atlántico con un rango de 31 a 33, que probablemente se mantendrá”, apuntó la experta.