•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua y Honduras deben sentarse a dialogar sobre el conflicto limítrofe que denunciaron recientemente pobladores miskitos de Waspam, de modo que se restablezca el límite fronterizo que estaba antes del huracán Mitch, consideró el general de brigada Adolfo Zepeda, Inspector General del Ejército de Nicaragua.

Zepeda confirmó que tras el huracán Mitch, en 1998, a la altura de las comunidades miskitas de Bilwaskarma y Saupoka, se desvió el cauce del río Coco, que sirve de frontera natural entre ambos países.

“Las aguas se desplazaron del cauce original y se dio el curso por otra zona. Eso pasó en el Guasaule también. Esas situaciones deben resolverse de acuerdo a los mecanismos ya establecidos”, dijo el alto mando militar.

A su criterio, “Nicaragua y honduras deben ponerse de acuerdo para restablecer el límite tal como estaba hasta antes del Mitch”.

Los comunitarios de la zona alegaron que Nicaragua pierde alrededor de 44 kilómetros cuadrados con la desviación del río. En días recientes, el vicecanciller para Asuntos Indígenas, Frank Eloy Gómez, aseguró que están recabando la información necesaria para luego solicitarle una reunión a sus pares hondureños.

Los miskitos han denunciado que colonos hondureños les impiden cultivar en esas tierras. El pasado 25 de marzo la situación subió de tono. Ante las amenazas, un grupo de pobladores de Bilwaskarma cruzó el río, quemó la casa de un hondureño de nombre Luis Castillo, y posteriormente la saqueó. Aunque hubo un arreglo entre las autoridades militares, los comunitarios y el hondureño, el ambiente continúa siendo hostil.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus