•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El gobierno nicaragüense y la nueva empresa distribuidora de energía eléctrica TSK Melfosur convinieron reformar cuatro leyes relacionadas con el sector energético, las que desde este miércoles se encuentran en la primera secretaría de la Asamblea Nacional.

La propuesta apunta a reformar las leyes de la Industria Eléctrica (272); de Estabilidad Energética (554); de Distribución y el Uso Responsable del Servicio Público de Energía Eléctrica y, sorpresivamente, el Código Penal, para que incluya una nueva figura jurídica que contemplará penas de cárcel hasta por tres años --o bien multas-- a los usuarios que hurten energía eléctrica o manipulen los sistemas de medición de electricidad.

El documento de reforma en manos de END establece literalmente que “quien por manipulación de los sistemas de control y medición, o por medio de una conexión ilegal, obtenga o utilicen para sí o para un tercero, el servicio de agua, electricidad, telecomunicaciones u otro servicio público, con perjuicios para la empresa suplidora, será sancionado con pena de prisión de uno a tres años y de cien a trescientos días multa”.

Subsidio saldrá de los mismos usuarios

De la misma manera, la reforma garantizará el subsidio a los nicaragüenses que consumen menos de 150 kilovatios por hora, por un monto del 20.5% del precio medio de compra de la energía, que se multiplica por la energía vendida a todos los clientes; dicho subsidio estaría reduciéndose en un 2% a partir del primer año, agrega la propuesta de reforma al artículo 4 de la Ley de Estabilidad Energética.

Según datos del ente regulador, INE, el subsidio que continuará dando el gobierno corresponde al 82% de los usuarios de energía; y que el asesor presidencial para asuntos Económicos Bayardo Arce, ha reiterado que se mantendrá con el incremento de la tarifa del 7.78% al resto de los consumidores de energía (el cual lo conforman un 18% de los consumidores).

TSK Melfosur tendrá que invertir

La reforma establece también que la distribuidora de energía TSK Melfosur tendrá que realizar inversiones por un monto de US$75 millones en un período de cinco años en su área de concesión para mejorar la calidad y el control del suministro eléctrico, ampliar la cobertura de dicho servicio, y contribuir a reducir las pérdidas técnicas y no técnicas de energía eléctrica

“Estas inversiones tienen un carácter primordial para el sistema eléctrico del país, tanto para los sectores económicos como sociales, pues a través de ella se garantizará el crecimiento de la red eléctrica en las condiciones de calidad que se requiere”, señala la propuesta de reforma a la Ley de Estabilidad Energética (Ley 554).

Las inversiones de la empresa distribuidora serán verificadas anualmente por un equipo multiinstitucional, compuesto por las instituciones rectoras del sector, las distribuidoras y el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

La propuesta del Ejecutivo también propone reformar el artículo 9 de la Ley de la Industria Eléctrica, Ley 272, a fin de eliminar el plazo establecido para que las empresas distribuidoras reembolsen a las urbanizadoras, ONG, personas naturales o jurídicas, el costo de las instalaciones eléctricas necesarias en dichas urbanizadoras o proyectos habitacionales. El nuevo plazo será determinado en la normativa del servicio eléctrico.

12 millones para 12 meses

La propuesta del Gobierno contempla, además, una reforma al Presupuesto General de la República actual, para que el Estado asuma con C$12 millones para los primeros 12 meses de subsidio energético, en los asentamientos y barrios vulnerables. El subsidio estará garantizado, según el documento de reforma, hasta el 15 de agosto de 2015, lo que para su continuidad debería ser incluido en la discusión del PGR de 2014.

 

De las mismas lámparas saldrán las bujías

Ricardo Guerrero

El asesor de asuntos económicos de la Presidencia de Nicaragua, Bayardo Arce Castaño, dijo que los fondos para mantener el subsidio a las familias que consumen menos de 150 kilovatios por hora saldrá de la factura que paguen los consumidores que no son subsidiados.

Arce indicó que los recursos que se necesitan para pagar el subsidio energético se obtendrá del incremento de la tarifa del 7.78% que se aplica al resto de consumidores que no son subsidiados, y de la recaudación del IVA energético.

“En cuanto se incrementa la tarifa, como ocurrió hace poco con el 7.78%, no solo sube la tarifa también sube el IVA, y de allí sale el fondo para que al otro se le mantenga la tarifa baja”, indicó.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus