•   Bluefields, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los hermanos Bernardo y Ariel Vivas Granados, y Humberto Soza Castellón, este último capataz de la hacienda del ciudadano español Ángel Roldan Hernández, permanecen detenidos en calidad de sospechosos por la desaparición del iberoamericano, acontecida hace dos meses.

La detención de los hermanos Granados --Ariel y Humberto-- y de Soza fue confirmada por sus respectivas progenitoras; Ramona Granados madre de los dos primeros, aseguró que sus hijos fueron sacados de su casa por la Policía, el pasado domingo.

“El pasado domingo, por la tarde, los llegaron a sacar por la fuerza, a pesar de que nosotros vivimos largo de la finca de ese señor --Ángel Roldan--.  Mis hijos no se meten con nadie, no tienen antecedentes delictivos”, aseguró Ramona Granados.
Madre del mandador
Mientras que Mercedes Castellón, madre de Soza Castellón, relató que su hijo le cuidó durante ocho meses la finca al español, y que la última vez que él vio a Roldán Hernández fue el pasado 18 de marzo, cuando el hoy desaparecido dijo que iría a El Rama a comprar unos repuestos para el barco.
“Me lo han golpeado para que diga si está muerto Roldán Hernández, pero  él les dijo que no sabe nada, me lo tienen metido en un baño y eso no es justo”, reclamó Mercedes Castellón, madre del capataz.
La progenitora de Humberto Soza aseguró que él no sabe nada del paradero del español, agregando que su hijo está detenido desde el pasado sábado en la noche.
Encuentran algunas pertenencias
El pasado fin de semana, buzos de la Cruz Roja Nicaragüense encontraron una mochila y un capote en las aguas del río Kama, que supuestamente pertenecían al español que desapareció hace dos meses.

 

¿Pertenencias del desaparecido?

David Ortega, guardavidas de la Cruz Roja, confirmó el hallazgo de una mochila y de un capote, supuestamente de Roldán, producto del rastreo acuático en la zona.