•  |
  •  |
  • END

BUENOS AIRES Y POTOSÍ

¿Quién dice que se acabaron los apagones? Ésta es la pregunta que se hacen los habitantes de los municipios de Potosí y Buenos Aires, ya que aseguran que desde hace quince días les vienen aplicando cortes que se extienden hasta por 18 horas, por lo que los más perjudicados vienen siendo propietarios de pulperías, cyber, restaurantes, bares y las alcaldías de ambos municipios.

Durante un recorrido que realizó EL NUEVO DIARIO, se conoció que el municipio de Potosí ha sido el más castigado por los extraños cortes y tanto en las calles de las comarcas y el casco urbano del municipio, no se notó la presencia de personal de Unión Fenosa en labores de mantenimiento de las redes.


“Mal necesario”

Sin embargo, Heidy María Morales, jefa de oficina comercial de la Dissur–Rivas, detalló que los cortes “son un mal necesario, porque las líneas de distribución de esa zona están en mal estado y con las lluvias quienes sufren son los pobladores de las zonas de mayor problema, por lo que se están realizando trabajos de reemplazo de líneas y cambios de transformador y postes”, explicó.

Ariel Cajina, propietario de un cyber ubicado frente al parque de Buenos Aires, dice que su negocio es el que le permite subsistir con su familia, pero al igual que el otro que presta servicios en Buenos Aires, permanece cerrado por la falta de energía, ya que el corte inicia desde la diez de la mañana y se restablece hasta las 5:30 de la tarde.

Los pobladores de Potosí son los más castigados. Ronald Yescas, propietario de un pequeño taller de reparación de bicicletas, indicó que los cortes sobrepasan las quince horas.

En tanto, Carla Cabezas Granados, propietaria de una pulpería ubicada en Potosí, manifestó que los cortes le han limitado abastecerse de productos lácteos, por temor a que se le maleen, mientras que la carne que comercializa la mantiene en un exhibidor al cual abastece de hielo, para proteger la poca carne que está comercializando.

Cabe señalar que para este sábado los apagones se extenderán a Tola, Belén y Ochomogo, y la razón sigue siendo el mantenimiento de las líneas.