Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

La Red de Reservas Silvestres Privadas de Nicaragua, un conjunto de fincas que comparten el conservacionismo ecológico con las actividades turísticas o agropecuarias, respaldó ante la Asamblea Nacional y la Presidencia de la República la postulación del científico hidrológico nicaragüense, Dr. Salvador Montenegro Guillén, para el cargo de Autoridad Nacional del Agua, una figura administrativa que deberá ser nombrada por el Parlamento dentro del marco de la Ley de Aguas.

La Red, integrada por 31 reservas de las 50 debidamente certificadas por el Marena en todo el país, donde mantienen en situación de conservación seis mil hectáreas de flora, fauna, suelos y aguas, propone la nominación de Montenegro Guillén porque para ellos resulta determinante fortalecer la institucionalidad del agua en Nicaragua para la construcción de políticas públicas y agendas políticas en la gestión integrada de cuencas hídricas.

Además, para iniciar modelos de desarrollo y economía del agua, incorporando cánones por extracción, vertido y servicios públicos relativos al agua, y para introducir innovaciones tecnológicas y metodológicas en la gestión de los recursos hídricos, lo mismo que para la descentralización de la administración pública en este aspecto sensible, y la creación de zonas de desarrollo estratégico nacional a partir de criterios de cuenca y del Plan Hidrológico Nacional.

El conocido economista Freddy Cruz Cortez, cuya finca “Estancia del Congo” forma parte de la Red de Reservas Silvestres Privadas, consideró que el agua es un producto estratégico para el desarrollo nacional, y ponderó altamente la personalidad del doctor Salvador Montenegro Guillén, al que calificó como un académico investigador del agua a nivel centroamericano, un defensor incansable de este recurso, y un educador nato desde antes de su graduación magisterial en 1967.

Dentro del currículum que los proponentes adjuntan a la Asamblea Nacional, destacan los estudios y las docencias del doctor Montenegro en la UNAN, sus maestrías y doctorados en universidades extranjeras, así como su destacado desempeño por más de diez años al frente del Centro de Investigación de los Recursos Acuáticos (CIRA) de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua.