•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los miembros de la Unión Nacional del Adulto Mayor, UNAM, se tomaron la entrada de las oficinas centrales del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, como parte de la jornada de protestas que mantienen en demanda de la pensión reducida y de beneficios sociales.

Sin embargo, la institución no abrió sus puertas ayer, porque ante el anuncio de la llegada de los adultos mayores, las autoridades decidieron dar el día libre a los empleados.

Según varios de los manifestantes, el personal de seguridad que se encontraba en la entrada del edificio les comunicó que no serian atendidos en ninguna sucursal, porque los directivos del INSS decidieron otorgarles el día libre a todos sus trabajadores.

Sin embargo, con pancartas y con gritos, los adultos mayores exigieron la entrega de las anheladas ayudas técnicas, como bastones, anteojos y sillas de ruedas que el INSS se había comprometido a entregarles, pero que desde el año pasado no han recibido.

Porfirio García, Presidente de la Unión Nacional del Adulto Mayor, dijo que las autoridades del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, les han indicado que no tienen dinero para brindarles las ayudas técnicas. “Pero sí tienen para mandar a sus trabajadores de vacaciones, un jueves, con goce de salario. Eso de que no tienen dinero es pura mentira”.

“Nosotros nos reuníamos con la doctora Sagrario Benavides todos los jueves para tratar estos temas de gran relevancia para los adultos mayores, pero repentinamente ya no nos quiere atender, y seguro fue ella quien dio la orden de mandar a todo el personal de vacaciones”, apuntó García.

En la miseria

Isidro Calero, anciano de 89 años que estuvo ayer en el plantón, dijo que lucha por su pensión reducida porque quiere tener un pequeño ingreso para subsistir.

“Si vieran qué fea está mi casita, no la puedo describir porque hasta vergüenza me da. Con la pensión yo podría meterle un dinerito y mejorarla, y de esta forma vivir mis últimos días mejor”, expresó.

Agregó que actualmente se gana la vida barriendo casas o limpiando calles, obteniendo unos C$20 diarios, y con eso tiene que resolver para ir a los plantones y comer algo.

Calero señaló que las autoridades correspondientes deberían ponerse la mano en el corazón y resolver la situación que están enfrentando.

Por su parte, Roberto Velásquez Herrera, otro de los manifestantes, dijo que también tiene que sufrir por falta de ingresos, debido a que no tiene un techo donde vivir y tampoco un plato de comida.

“Yo estoy posando en la casa de una cuñada, cuando está de mal genio me grita y me corre. Si tuviera mi pensión podría pagarle agua y luz para que no piense que soy una carga, así quizá me trataría mejor”, puntualizó Velásquez.

 

Hay dinero

Las autoridades del Instituto Nicaragüense del Seguridad Social han dicho que no tienen dinero para otorgar las ayudas técnicas a los adultos mayores, pero sí tienen para mandar a sus trabajadores de vacaciones, un jueves, con goce de salario, dijo Porfirio García, Presidente de la Unión Nacional del Adulto Mayor.