Edgard Barberena
  •  |
  •  |
  • END

El Vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo, aplaudió la decisión de la Cámara Baja del Congreso norteamericano que aprobó ayer el paquete de rescate financiero norteamericano por 700.000 millones de dólares, pero aclaró que eso no será la panacea de la economía del país más poderoso del mundo.

Morales Carazo, quien se encontraba reunido con directivos de la Bolsa Agropecuaria de Nicaragua (Bagsa), reaccionó sobre la decisión estadounidense minutos después de que resultaran aprobados los llamados “Cenis de Bush” con 263 votos favor y 171 en contra.

A preguntas de END, Morales dijo que los propios mercados tienen sus autocorrectores, “pero lo que ocurrió en Estados Unidos fueron enormes abusos especulativos sin ningún control, no fue el libre mercado el que falló, sino el libertinaje con respecto a las regulaciones y controles”

Recordó que el día en que se rechazó el paquete financiero la bolsa cayó casi en 7 puntos, lo que significó miles de millones de dólares en pérdidas, pero al día siguiente hubo una recuperación de 4 puntos. “Es decir, que esto es como una autopurga del mercado”-
Había en EU una crisis de liquidez y el Estado tenía que intervenir aportando esa enorme cantidad de recursos aprobados ayer para aliviar la falta de dinero y que éste pudiera seguir fluyendo en los mercados financieros atendiendo a la producción, al comercio y a todos “pero eso no quiere decir que se ha resuelto el problema, ni muchísimo menos”.

Dijo que el efecto de esa enorme vorágine va a tener una duración de por lo menos todo el año que viene, y “nos va a afectar a todo el mundo, porque ya está afectando precios de materias primas y alimentos como el café que cayó de 150 a 125 dólares el quintal.

“Eso estaba escrito en la pared, porque no era posible que una casa que tenía un valor de 50 mil dólares en Estados Unidos, estuviera en el mercado a 300 mil dólares. Eso estaba inflado, fue una chimbomba gigantesca que se desinfló ante la realidad”, dijo Morales Carazo, quien recordó que hace unos diez años también había pasado otra vorágine con las empresas de ahorro y préstamos, donde se perdieron 500 mil millones de dólares.

Lo que se aprobó en el Senado estadounidense es un alivio, “pero no la medicina, porque ahora viene una reducción en el empleo”, indicó el vicemandatario, al comentar la situación financiera de Estados Unidos. “El Estado mete 700,000 millones de dólares a cambio de deudas, pero no es el fin del mundo ni el fin de la economía de la nación más poderosa de la tierra.


Reacción del presidente de Bagsa
Enrique Zamora, presidente de Bagsa, dijo que si no se hubiera aprobado ese paquete financiero estadounidense se pudo haber disminuido la exportación agropecuaria de Nicaragua “y nos hubiera afectado a nosotros como facilitadotes de la inversión agropecuaria. La inversión del gobierno de Bush contribuye a garantizar parte de la seguridad alimentaria de nuestro país y demás naciones del istmo centroamericano”.

Ese colapso económico a que fueron sometidos los EU también venía a afectar las remesas que envían los nicaragüenses a sus parientes y amigos en Nicaragua, siguió explicando Zamora, al recordar que “nosotros hemos venido mejorando las exportaciones en comparación con los años anteriores, y cada vez estamos mejor, comparados con el año pasado por lo que creemos que al final del año podríamos terminar con un 35 por ciento de incremento de las exportaciones.