•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La última palabra en torno a la eventual reforma a la Ley 779 o Ley Integral de Violencia Contra las Mujeres está lejos de decirse. Esto, porque ni siquiera en la Corte Suprema de Justicia, CSJ, parece haber consenso alrededor del tema.

Los magistrados Rafael Solís Cerda y Ligia Molina expresaron distintas versiones en torno a la existencia de una iniciativa para reformar la Ley 779, que permita la mediación en los delitos menos graves.

El magistrado Solís reiteró que existe un acuerdo para incorporar la mediación en aquellos delitos cuya pena no exceda los cinco años, pero aclaró que la misma solo podría ser aplicada cuando la víctima esté de acuerdo y el reo no sea reincidente.

Solís también expresó que en la comisión especial creada por la Corte Suprema para analizar la Ley 779, existe la voluntad de escuchar la opinión de quienes se oponen a que se incorpore la mediación en dicha Ley.

Lo que dice magistrada Molina

Por su parte, la magistrada Ligia Molina dijo desconocer de la existencia de un acuerdo en el seno de la Corte o en la Sala de lo Constitucional en relación a solicitar una reforma a la polémica legislación.

Molina dijo que el consenso que existe en la Corte es que la Ley 779 no es inconstitucional, y agregó que fue la misma CSJ la que propuso la creación de la referida legislación para proteger a las mujeres que son agredidas.