•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“¡No Axel, no Axel, no lo hagás, no lo hagás, hijo mío!”, fueron las últimas palabras que escucharon los vecinos de Taniuska del Carmen Sanabria Pérez, de 52 años, quien falleció a manos de su único hijo, Axel Anuar Cordonero Sanabria, de 33 años, quien le cortó la yugular con un pedazo de vidrio y la hirió en otras partes del cuerpo.

La tragedia ocurrió la madrugada de este viernes, 24 de mayo, en el barrio Loma Linda, en Managua, donde los vecinos no salían de su asombro.

“Desde que ellos (la víctima y Cordonero) empezaron a discutir llamamos a la Policía, porque temíamos que algo así pasara, porque él (Cordonero) había salido temprano con un cuchillo gritando que iba a matar a su suegro y a la mujer --con quien procreó dos hijos de seis y de cuatro años--, porque decía que ella le era infiel”, dijo una vecina que prefirió no identificarse para evitar represalias.

Primero lo desarmó

Ella (Sanabria) logró desarmarlo y se lo llevó a la casa, donde lo encerró bajo llave, por lo que su hijo se puso violento, dijo otra vecina, “pero nunca pensamos que la mataría, porque nunca la maltrató a golpes, aunque le decía bascosidades cuando andaba bajo los efectos del alcohol y la droga”, testimonió.

Las autoridades del Distrito III de Policía han tipificado el caso como parricidio, y según las investigaciones, Sanabria había encerrado a su hijo para evitar que él fuera a comprar droga.

En la acusación que hizo la vecina Ileana Montiel, señala que el joven Cordonero --quien quebró un espejo--, tomó un pedazo de vidrio y le dio una estocada en la parte izquierda del cuello, que le tocó la yugular, provocándole la muerte, informó la subinspectora Marlene Ortiz, de la Secretaría del Distrito III de Policía.

Sufrió mucho por su hijo

“Todo el tiempo el hijo le dio mala vida a mi hermana (Sanabria). Ella dejó de trabajar como enfermera para estar pendiente de él, porque se le salía de clase para irse de vago; luego se metió en pandillas y ahí andaba ella buscándolo a media noche para evitar que lo hirieran o lo mataran en la calle… ella sufrió mucho por su hijo”, dijo consternada Carolina López Pérez, de 44 años, hermana de la víctima.

Hasta dejó de trabajar

Según la familia doliente, después de que Sanabria dejó el trabajo de enfermera en el Centro de Salud “Edgar Lang”, se dedicó a vender ropa en el Mercado Oriental, pero Cordonero se aprovechó de que la casa estaba sola y se llevó todos los electrodomésticos para malvenderlos y continuar consumiendo droga y alcohol.

 

La mató frente a la virgen

Su madre había rogado ayer ante la imagen de la Virgen de Fátima que le ayudara a apartar a su hijo de los malos caminos, “pero la mató frente a la Virgen”, testimonia una vecina.

 

Miraba figuras extrañas

Taniuska del Carmen Sanabria Pérez había llevado a su hijo Axel Anuar Cordonero Sanabria al Hospital Siquiátrico, luego de que este decía mirar figuras extrañas y hablaba con los árboles. También había intentado suicidarse en las celdas del Distrito III de la Policía, durante una de las veces que estuvo detenido.