•   Ciudad del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El papa Francisco denunció este domingo por primera vez a “las mafias” que “explotan” a los hombres y los reducen “a la esclavitud”, un día después de la beatificación en Palermo de un cura asesinado por la mafia siciliana.

Durante el Ángelus dominical en la Plaza de San Pedro, el Papa rindió homenaje al padre Giuseppe Puglisi, conocido como “Don Pino”, “cura y mártir”, asesinado a manos de la mafia en 1993.

Era una persona “ejemplar, dedicado a la pastoral juvenil para mantenerlos (a los jóvenes) alejados de la mafia. Debemos hacer de su ejemplo un tesoro”, exhortó el Papa bajo los aplausos de la multitud.

“Pienso en todo el dolor infligido a los hombres, mujeres e incluso a los niños, explotados por las mafias (que) los transforman en esclavos, con la prostitución, la presión social», añadió.

“Detrás de esa explotación, esa esclavitud, están las mafias... ¡Ellos no pueden hacer eso, convertir a nuestros hermanos en esclavos!”, exclamó el Papa, de 76 años.

“Don Pino”, sacerdote de San Gaetano en el barrio Brancaccio de Palermo, muy popular entre los jóvenes por su lenguaje directo, fue asesinado el 15 de septiembre de 1993 de un tiro en la nuca.

Dos padrinos de la mafia, Filippo y Giuseppe Graviano, autores intelectuales del crimen, fueron condenados a cadena perpetua en 2001 y 1999, al igual que los autores materiales.

Benedicto XVI le rindió homenaje en 2010 durante una visita a Palermo, antes de autorizar en el año 2012 la promulgación del decreto del “martirio” de Don Puglisi, asesinado por “odio a la fe”. Para ser beatificado como “mártir de la fe” no se requiere un milagro.

 

Ora por hampones

“Oremos para que estos mafiosos y mafiosas se conviertan”, dijo el papa Francisco, recordando la labor de Don Puglisi para salvar a los jóvenes de la criminalidad organizada y que le costó la vida.