•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un total de 39 días han trascurrido desde que el juez Noveno Distrito Penal de Juicio de la capital, Edgard Altamirano López, dictó sentencia condenatoria contra el expolicía Luis David Urbina Escobar, por los delitos de homicidio y abuso de autoridad, sin que hasta la fecha hayan remitido el expediente al Tribunal de Apelaciones de Managua, TAM.

Así lo denunció el abogado Leónidas Arévalo Sándigo, defensor del expolicía Urbina Escobar, condenado a 12 años y seis meses de prisión por el homicidio en perjuicio de Marco Antonio Cajina, en la entrada al Taller Cajina en el barrio Santa Ana.

En el escrito presentado ante la Oficina de Recepción y Distribución de Causas y Escritos, la defensa del exagente policial señala que la no tramitación del recurso de apelación “vulnera y deja en total indefensión” al reo.

“El señor juez está victimizando al reo cuando ignora y no atiende con la celeridad procesal que la ley establece, impide hacer los alegatos correspondiente ante el jerárquico superior”, señala el abogado defensor.

Por estos hechos también fue sentenciado a cinco años de prisión el exagente policial Jorge Javier Sánchez Hernández, quien se declaró culpable por lo que hace al ilícito de homicidio en comisión por omisión por no haber prestado ayuda a la víctima cuando agonizaba.

El juez Edgard Altamirano, al ser consultado vía telefónica en relación con el referido escrito, se disculpó diciendo que no podía responder al señalamiento hecho por el abogado defensor porque estaba pasando una cita médica.