•   Peñas Blancas, Rivas  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El representante legal de la Sociedad Frontera de Oro S.A., Frondosa, Alfonso Lovo, denunció que no han podido implementar un proyecto turístico valorado en US$5 millones en la zona de Sapoá, donde en la década de los años 80 e inicios de los 90 funcionó el antiguo puesto migratorio nicaragüense, debido a las “trabas” que les han puesto en la alcaldía de Cárdenas y en otras delegaciones de gobierno de esa municipalidad.

Lovo aseguró que los inversionistas proyectaron la construcción de un complejo de edificios con estilo colonial, en los que funcionarían un centro comercial, sucursales bancarias, cyber, helipuerto, un muelle turístico, una gasolinera, restaurantes populares y de comida internacional; así como una capilla, un mercado de artesanías y un Hotel Escuela.

La millonaria inversión se erigiría en Sapoá, a dos kilómetros de la Frontera de Peñas Blancas, y abarcaría una superficie de seis manzanas, en las que se encuentra la vieja estructura donde funcionó la Aduana años atrás.

“Hemos tenido ofertas de financiamiento desde bancario, hasta inversiones de Italia, de Taiwán, de Panamá y nacionales, pero cada vez que intentamos progresar nos detienen en la alcaldía de Cárdenas, ya que no nos aceptan el pago de nuestros impuestos, y ahora, hasta el Ministerio de Transporte e Infraestructura y la Policía han ocupado la propiedad para realizar los trabajos de inspección en los furgones sin pedirnos autorización, pese a que tenemos debidamente inscrita la propiedad”, denunció Lovo.

El Nuevo Diario solicitó la versión del alcalde de Cárdenas, Rodolfo Pérez, a través de una trabajadora municipal, explicándole que el interés periodístico está relacionado con la queja de Frondosa, pero se declaró ocupado.

La Policía, sin embargo, confirmó que en la propiedad están requisando los furgones que entran y salen hacia Costa Rica, debido a que en el complejo aduanero de Peñas Blancas se están realizando los trabajos de remodelación.

Según Lovo, en 2005 iniciaron la presentación del proyecto, y en ese entonces lograron estrechar relaciones cordiales con el exalcalde de Cárdenas, Álvaro Martínez, pero aseguró que las cosas cambiaron con el actual alcalde, Rodolfo Pérez, quien se ha resistido a recibir los impuestos que ha mandado a cancelar la sociedad Frondosa.

 

Alemán se la donó a Escuela de Agricultura de Estelí

En el Registro Público de Rivas, la propiedad  está  inscrita a favor de Frondosa, según consta en el tomo  326, folios 153 y 185; bajo el número registral 31,158.
Antes de pasar a estar inscrita a nombre de esa sociedad anónima, la propiedad estaba a favor del Estado, y en 2002 el expresidente Arnoldo Alemán la donó a la Escuela de Agricultura y Ganadería de Estelí, hoy Ucatse, que forma parte de la Sociedad Frontera de Oro, S.A., según explicó Alfonso Lovo.
La donación fue inscrita el 30 de julio de 2002, y dos años después, el 29 de julio de 2004, la Ucatse, representada por monseñor Abelardo Mata, aportó la propiedad como parte del capital de Frondosa.