elnuevodiario.com.ni
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

En el primer trimestre del año fueron violadas 83 niñas entre los 11 y 15 años en Nicaragua, lo que representa un promedio de un ataque por día, denunciaron hoy organizaciones feministas, que también advirtieron que un 67 % de las mujeres con embarazos no deseados han abortado en condiciones no adecuadas.

La denuncia fue dada a conocer por el Movimiento Feminista 28 de Septiembre en el IV Encuentro Nacional por la Salud y la Vida de las Mujeres, realizado en conmemoración el Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer, en Managua.

En el encuentro, Ana Eveling Orozco, representante del Movimiento Feminista 28 de Septiembre, advirtió que "la vida de las niñas y las mujeres está en riesgo".

Por su lado, la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y el Caribe (RSMLAC Nicaragua) alertó en ese foro que la falta de acceso a datos oficiales sobre mortalidad materna y embarazos adolescentes es una amenaza contra la salud de las mujeres.

"Hace tres años teníamos datos de la salud de las mujeres, ahora no podemos analizar la situación, porque no hay datos oficiales", explicó a Efe la delegada de la RSMLAC Nicaragua, Zoraida Torres.

"Lo que hacemos es gracias a nuestras observaciones, pero así no se logran las metas (Objetivos del Milenio)", indicó.

La enlace nacional de la Red de Mujeres Contra la Violencia, Elia Palacios, criticó el "silencio gubernamental" sobre la salud de las mujeres.

"Vivimos la opresión de los agresores y también del Estado complaciente", señaló.

Palacios dijo que "la opresión" se refleja en que 13 de los 31 hombres que han cometido femicidio en lo que va de año tenían antecedentes penales, otros 15 están prófugos, 2 se suicidaron antes de ser capturados y uno recibió su libertad al margen de la ley.

Las organizaciones feministas también demandaron a la Corte Suprema de Justicia resolver un recurso por inconstitucionalidad que introdujeron desde hace cinco años para restituir la figura del aborto terapéutico, prohibido en el Código Penal desde 2006.

"De 3.850 mujeres con embarazos no deseados que hemos entrevistado, la mayoría (67 %) logró resolver (abortar) y el aborto, en estas condiciones (fuera de la ley), es un problema de salud pública", advirtió la delegada de la RSMLAC Nicaragua.

En el contexto de la campaña por las elecciones presidenciales de 2006, el Parlamento nicaragüense escuchó las peticiones de las Iglesias católica y evangélica para prohibir el aborto terapéutico, que figuraba en el Código Penal del país desde hacía más de un siglo.

La legislación facultaba a practicar este tipo de interrupción del embarazo si era "determinado científicamente, con la intervención de tres facultativos por lo menos, y el consentimiento del cónyuge o pariente más cercano a la mujer".

El Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega se ha declarado a favor de la penalización del aborto terapéutico.