elnuevodiario.com.ni
  • Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • AFP

Los conflictos judiciales en materia laboral en Nicaragua pasarán a ser orales y, de durar cuatro años, tardarán tres meses máximo, tras la entrada en vigencia este miércoles del nuevo Código Procesal Laboral.

"Es una gran noticia porque los juicios van a ser rápidos", afirmó el vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Rafael Solís, al inaugurar los primeros tres juzgados laborales especializados que funcionarán en Managua, además de otros que operarán en el interior del país.

El nuevo procedimiento sustituye las tediosas y prolongadas demandas laborales que hasta ahora debían hacerse por escrito y que desmotivaban a los empleados, que desistían de la querella por falta de dinero, dijo Solís.

Además agilizará cerca de 5.000 causas laborales pendientes que tienen los tribunales, que reciben por año un promedio de 7.000 nuevos reclamos, dijo a la AFP el portavoz de la Corte, Roberto Larios.

El nuevo Código establece que los juzgados laborales atenderán solo demandas superiores a los 4.000 dólares. Por montos menores pasarán a tribunales solo si las partes no alcanzan un arreglo durante una mediación del Ministerio del Trabajo.

El Código faculta a los jueces laborales a dictar embargos preventivos sobre los bienes de la empresa o persona emplazada para asegurar el pago de las demandas.

También atenderán los conflictos por incumplimiento del pago de seguridad social, así como las disputas que surjan entre la patronal y los sindicatos en torno a la aplicación de los convenios colectivos, entre otras novedades.

Nicaragua ha modernizado su sistema de justicia en la última década, al sustituir los arcaicos procesos escritos por juicios orales, en casi todas las áreas, a excepción de la civil que está en proceso de cambio.