• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El doctor Guillermo González, director ejecutivo del Sistema Nacional para la Prevención Mitigación y Atención a Desastres, Sinapred, indicó que al menos 40 familias fueron afectadas por un “tornadito” que se produjo la noche del martes en el municipio de Mateare, del departamento de Managua, que se llevó el techo a varias casas.

Según los reportes, una fuerte ráfaga de viento a eso de las 7:30 de la noche afectó a 36 viviendas, 5 de las cuales resultaron con los techos destruidos y 33 con daños parciales. Las viviendas están principalmente en el centro urbano ubicadas en los barrios de la Zona 1 y 2, específicamente en los barrios “Guadalupe”, “Mario Rojas”, y “18 de julio”.

Por otra parte los vientos provocaron la caída de aproximadamente 150 metros de cable del tendido eléctrico que ya fueron reinstalados por obreros de Enatrel.

“Las lluvias se están instalando poco a poco. Las últimas precipitaciones fueron producto de una zona de baja presión ubicada en México, que ya se convirtió en depresión tropical. El comportamiento de estas lluvias sigue en cuanto a intenso”, dijo González mencionando que por órdenes de la Presidencia de la República se dio respuesta inmediata a las personas afectadas en Mateare.

Para ayer las autoridades municipales entregaron unas 450 láminas de zinc y otros materiales que permitan instalar nuevamente los techos dañados.

Vicente Fitoria, uno de los afectados, dijo sentirse agradecido pues ya le fueron entregadas diez láminas de zinc por parte Miriam Salinas, alcaldesa de Mateare, para que pueda cubrir su techo en este invierno.

Sin embargo, otras personas como Mireya López, se quejó de que sólo se benefició a algunas personas y están esperando igual respuesta de la municipalidad. La misma queja viene del sector de los “Guadalupe Ruíz”, que piden ayuda al gobierno municipal.

González indicó que hasta el momento a nivel nacional no hay personas evacuadas por lluvias, pero la población nicaragüense estará expuesta a los fenómenos que ocurren a nivel del istmo Centroamericano.

(Con colaboración de Miguel Molina)