• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • ACAN EFE

La tasa de homicidios en Nicaragua bajó en 2012 a 11 por cada 100.000 habitantes (en 2011 era de 12), lo que representa la "tasa más baja de Centroamérica", informó hoy la jefa de la Policía Nacional, Aminta Granera.

"La tasa de homicidios bajó de 12 a 11 homicidios por cada 100.000 habitantes", señaló Granera al leer un informe durante la clausura de la reunión anual de mandos policiales, acto celebrado en la sede de la Policía Nacional, en Managua, y encabezado por el presidente del país, Daniel Ortega.

La jefa policial advirtió que el 70 % de los homicidios fueron causados por problemas de convivencia social.

En el informe, Granera destacó que el año pasado decomisaron ocho toneladas de cocaína, desarticularon 15 células de apoyo al narcotráfico internacional, y confiscaron 13 millones de dólares, incluido 9,2 millones de dólares en agosto pasado a 18 mexicanos que se hicieron pasar por periodistas de la cadena Televisa.

Asimismo, desarticularon 232 agrupaciones delictivas que operaban localmente y aseguró que "Nicaragua es el único país de la región que cumple plenamente su papel en la lucha contra la trata de personas".

Subrayó que el teniente Victorino Ruiz, jefe de la Dirección de Trata de Personas de Nicaragua, será condecorado por el Departamento de Estado de Estados Unidos como un "héroe" contra la trata.

Asimismo, detalló que el 77 % de los delitos en Nicaragua son menores y solamente un 6 % son de alta peligrosidad, mientras el 84 % del total es esclarecido.

Los robos con intimidación, que Granera reconoció como una de las mayores preocupaciones de la población, bajaron en un 31 %, aseguró.

Asimismo, la jefa policial confirmó que la tasa de mortalidad en accidentes de tránsito es igual a la de homicidios, de 11 por cada 100.000 habitantes y que el 72 % de esas muertes son en carreteras y el 35 % de los fallecidos viajaban en motocicletas.

Granera prometió fortalecer la educación vial y agilizar el proceso de solución de accidentes de tránsito, para lo que propondrá al presidente Ortega una reforma a la Ley de Régimen Vehicular.

La jefa policial reportó además las bajas deshonrosas de 158 efectivos, de los cuales, 22 fueron a juicio.
Ortega consideró que hay un descenso en la tasa de homicidios, porque existe "mayor presencia policial" y porque existe "mística" en sus integrantes.

Expresó, sin embargo, su preocupación por el número de muertes por accidentes de tránsito, los cuales, dijo, "son provocados la mayoría de las veces por irresponsabilidad".