Jasmina Escobar Sandino
  •   Rio San Juan  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los habitantes de San Miguelito, Río San Juan, pasaron el Día de las Madres sin agua, porque se les suspendió el servicio de energía eléctrica en dos ocasiones y con ello el servicio de agua.

En este lugar, los constantes cortes energéticos han dañado equipos de transmisión de televisión por cable, y los dueños de pulperías han registrado pérdidas económicas, porque se les han descompuesto sus productos perecederos.

Durante un sondeo que realizó El Nuevo Diario por el pueblo de San Miguelito, las personas consultadas manifestaron que ese problema existe desde hace mucho

tiempo, y en esta semana estaba programado un corte de energía por mantenimiento que iba a durar ocho horas, pero ese tiempo se extendió a unas 40 horas.

“Mi esposa trabaja en la empresa que ofrece el servicio de televisión por cable, y dos veces se han dañado los equipos por los apagones. Ella fue a San Carlos, y han ido hasta Managua a reclamar, porque los aparatos son caros, valen más de US$500, pero no resuelven, y dicen que la empresa no tiene culpa de que se les ‘frieguen’ los aparatos”, contó Rafael Sandoval.

Pérdidas en pulperías

Por su parte, la señora Nereyda Valladares, dueña de una pulpería y del Hotel San Francisco, comentó que en su venta tienen problemas con la pérdida de productos perecederos --como el pollo y la leche-- que no pueden estar mucho tiempo sin refrigerar.

“Se nos perdieron como 15 libras de pollo, y unos seis litros de leche… los tuvimos que botar, porque el pollo se puso como alaste y el centro estaba azul”, indicó.

Asimismo, manifestó que en esta semana la energía eléctrica ha fallado muchas veces; solo ayer, falló en dos ocasiones.

“Este es un problema que nos afecta a todos en Río San Juan, y esto es algo serio. A los vecinos se les han dañado sus electrodomésticos, porque ellos trabajan y dejan sus equipos conectados, entonces la luz es inestable, se viene y se va, y es ahí donde se dañan”, explicó doña Nereyda.

Igualmente, manifestó que en el hotel tienen el mismo problema de la energía, lo cual les afecta como empresarios, porque no pueden ofrecerles un buen servicio a sus clientes, y los ingresos no les alcanzan para poner un generador de energía.

Un problema doble

También agregó que tienen un doble problema, porque al suspenderse la energía, el agua ya no les llega a sus hogares en todo el día.

Luis Argueta, dueño de un pequeño negocio de Cyber y de fotocopias, aseguró que desde el martes han pasado mucho tiempo sin energía, y eso le ha afectado su negocio.

“Ayer se fue la luz dos veces, entonces al instante se fue el agua, y cuando ya nos estaba viniendo un chorrito de agua, la luz se volvió a ir, entonces este es un problema serio que se nos debe resolver pronto, porque así no se puede vivir todo el tiempo”, indicó.