•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Policía Nacional señaló como único autor de la muerte del funcionario del Banco Central, Róger Alberto Sobalvarro Montiel, de 51 años, al adolescente G.P.G, de 17 años, quien se entregó la tarde del jueves 30 a cambio de que su progenitora, Carolina González, fuera liberada de las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ.

“En las investigaciones está determinado que el adolescente actuó solo en el asesinato de Sobalvarro, quien recibió cinco estocadas en el cuello y una en el pecho, cuando se quedó dormido en la sala de su vivienda ubicada en Altamira”, manifestó en conferencia de prensa el comisionado Félix Villarreal, jefe del Departamento de Homicidios de la DAJ de la Policía Nacional.

Las autoridades determinaron que el móvil del crimen fue el robo de un plasma de 40 pulgada y el vehículo Land Cruiser Prado, placas GR 8314, ambos propiedad de Sobalvarro, quien había salido a ingerir licor con dos amigos y con el adolescente.

Llegó a empeñar el plasma

Según las investigaciones, el domingo 26 de mayo el adolescente llegó a casa de María Concepción Silva a empeñar el televisor plasma, y solicitó C$5,000.

“Pero yo le dije que solo podía prestarle C$3,500, y le pregunté de quién era el aparato y me dijo: ‘De un brother, el dueño de la camioneta (Land Cruiser Prado en la que se movilizaba) que no se quiere dar ‘color’, por eso me envió’. ‘Traeme también la factura’ le dije. ‘Ya vuelvo’, contestó. Pero me enteré de todo hasta que miré las noticias; informé a la mamá de lo ocurrido, pero se negaron a recibirme el televisor, por lo que di aviso a la Policía”, manifestó Silva.

Liberados

Dos horas antes de la conferencia, la Policía Nacional había liberado en “El Chipote” a los hermanos Peña, quienes fueron recibidos por sus familiares en las afuera de la DAJ.

“Le damos gracias a Dios por darnos esta nueva oportunidad. Gracias a mi familia porque confiaron siempre en nuestra inocencia. Nosotros todo el tiempo colaboramos con la Policía, siempre dijimos la verdad”, afirmó sollozando Axel Exavier, mientras era abrazado por su mamá, Ana Peña, y por su esposa.

“Ahora vamos a trabajar duro, para poder cancelar el préstamo que hicimos, porque tuvimos que empreñarnos para poder pagar los C$5,000 que nos cobró el abogado”, comentó Ana Peña, quien no se cansó de agradecer al Creador el milagro concedido.

 

El caso de la madre

La Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, señaló que respaldarán a la madre del adolescente, Carolina González, quien fue detenida por la Policía para que su hijo se entregara.

“Existió abuso de autoridad y detención ilegal por parte de la Policía, porque los delitos y las penas no trascienden a terceros. Si la señora (González) decide denunciar ante la CPDH, nosotros iremos a Asuntos Internos de la Policía a denunciar el abuso”, dijo Marcos Carmona, Director de la CPDH.