•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El adolescente de iniciales J.P.G, a quien el Ministerio Público le imputa la presunta autoría de los delitos de hurto y homicidio en perjuicio de Róger Sandoval Montiel, quien era funcionario del Banco Central de Nicaragua, quedó bajo arresto preventivo por los próximos cinco días.

La detención preventiva para J.P.G fue dictada por el juez Primero de Distrito de Adolescente de la capital, Róger Sánchez, al término de la audiencia de admisibilidad de acusación que se realizó la tarde de este sábado.

El próximo lunes le será practicado un análisis biosicosocial a J.P.G., quien permanece en la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, desde la tarde del pasado 30 de mayo, cuando se entregó a la Policía.

El juez Sánchez explicó que en cinco días citará a las partes a una audiencia de trámite conciliatorio por el delito del hurto de la camioneta y del televisor plasma propiedad de la víctima, pero aclaró que las partes no están obligadas a llegar a acuerdos.

Después un plazo no mayor de 10 días se realizará la audiencia de admisión de pruebas, donde se decidirá qué pruebas podrán presentar en el juicio el Ministerio Público y la defensa del imputado.

“El plazo de los 10 días para la celebración de la audiencia de admisión de pruebas no es prorrogable, y el juicio podría concluir en un mes”, subrayó el encargado de impartir justicia.

Fiscalía con prueba indiciaria

La fiscal auxiliar de la Unidad de Adolescentes del Ministerio Público, Ana Lisseth Vargas Chavarría, dijo que el ente fundamenta su acusación contra J.P.G. sobre la base de la prueba indiciaria. “La prueba indiciaria que tiene el Ministerio Público nos lleva a la prueba directa”, subrayó.

La estrategia acusatoria está fundamentada sobre la base de la prueba indiciaria, porque según las investigaciones hechas por la Policía, al momento del crimen solo estaban víctima y victimario, explicó una fuente fiscal.

Defensa se alista

Héctor Hernández Salgado, defensor del adolescente, adelantó que su estrategia de defensa en el juicio será refutar la prueba que ofrezca el Ministerio Público, agregando que lo único que hubo entre su cliente y Sandoval “fueron palabras de amistad”.

Antes de la audiencia, el acusado y su mamá protagonizaron una emotiva escena al encontrarse por primera vez desde que él se entregó a la Policía Nacional, el pasado 30 de mayo.