•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, anunció en Caracas que llegaría anoche a Nicaragua acompañado de una comitiva de ministros para sostener un encuentro con el mandatario nicaragüense Daniel Ortega, con quien revisará temas de índole social y político que competen a ambas naciones.

Maduro viene en un momento cuando la Contraloría General de Nicaragua realiza una auditoría a la empresa creada con fondos venezolanos y nicaragüense, Alba de Nicaragua S.A., Albanisa, y que registra en conceptos de ventas más de C$45,000 millones.

Maduro había anunciado su viaje a Nicaragua, sorpresivamente, este mismo sábado, aprovechando un acto transmitido en cadena nacional de radio y televisión cuando recibía tres aeronaves compradas a Brasil, con las cuales se renovaba la flota del Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa).

No hay detalles de agenda

El presidente no reveló el tiempo que permanecerá en Managua ni ofreció detalles sobre los planes bilaterales que tratará con su homologo nicaragüense, sin embargo, destacó que Ortega es un gobernante “leal hasta más allá de la muerte”, en referencia a la amistad que mantuvo con su antecesor, el presidente Hugo Chávez, fallecido en marzo pasado.

Según cifras oficiales del Gobierno de Ortega, Venezuela le ha entregado “fondos de cooperación” por unos US$3,000 millones desde 2007, cuando Ortega volvió a la Presidencia. Esos recursos son administrados al margen del Presupuesto General de la República.

¿Coincidencia?

El viaje de Maduro se produce cuatro días después de que la Contraloría General de Nicaragua anunciara a través de su presidente contralor, Guillermo Argüello Poessy, que realiza una auditoría financiera a la empresa Alba de Nicaragua S.A. (Albanisa), que maneja la ayuda venezolana en Nicaragua.

Albanisa es una empresa mixta petrolera integrada por PDV Caribe, filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA), y la estatal Petróleos de Nicaragua (Petronic), que tienen el 55 y el 45%, respectivamente, y se encarga de suministrar combustible y desarrollar una refinería en el país centroamericano, de acuerdo con la información oficial.

También está a cargo de la importación de hasta 10 millones de barriles anuales de petróleo desde Venezuela, en el marco de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).