•   San Carlos, Río San Juan, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Durante la estación seca, como el río San Juan, el lago Cocibolca también disminuyó su caudal de manera considerable, porque en algunos sitios, como en San Miguelito, su costa tenía una extensión de 25 metros, y en otros lugares del departamento había hasta 50 metros de costa.

Según informó Antonio Ruiz, Director Ejecutivo de Fundación del Río, la mayoría de las comunidades rurales del departamento tuvieron problemas con el agua, porque los ríos y quebradas quedaron expuestos al sol, y, por ende, se secaron.

Ruiz agregó que, en general, el tema del agua es crucial y repercute en el desarrollo de la gente, porque en el caso de los transportistas, la navegación es más difícil, y en las viviendas se padece la escasez.

“La población pide agua, porque dice: ‘Tenemos esos grandes lagos y nos estamos muriendo de sed’. El Cocibolca, en los últimos 15 años, venimos observando un crecimiento de sus costas. No sé qué dirá el Ineter, pero en promedio, el río San Juan perdió casi tres metros de agua, y eso es preocupante”, expresó.

Grita permanente

Además, indicó que en el Cocibolca, frente a San Carlos, se forman bancos de arena durante la Semana Santa, pero no alcanzaban las grandes extensiones que todavía se observaban hace unos días, y donde incluso los niños se iban todas las tardes a jugar fútbol.

También manifestó que ha habido un clamor permanente sobre el manejo de la cuenca 69, que viene desde el Lago de Apanás, bajando hasta el Xolotlán, el Cocibolca y llega hasta el río San Juan, en donde, según Ruiz, se debe actuar de manera urgente con acciones específicas, porque se ven impactos directos que se van a ir incrementando.

Sedimentos ticos

Del mismo modo, afirmó que una parte de los estragos causados al río San Juan provienen de los ríos costarricenses, uno de ellos es el río San Carlos, que arrastra muchos sedimentos que vienen a depositarse al San Juan.

“Ahí no hay que ser científicos ni sabios para darse cuenta de que esos materiales de arena y piedras que se encuentran ahí (en Boca de San Carlos), están disminuyendo el caudal de nuestro río, porque arrastra cantidades importantes de sedimentos. Tenemos una enorme preocupación, y necesitamos que se tomen acciones inmediatas, pero con visión de futuro”, señaló.

San Juan tarda en recuperar

 De acuerdo con Antonio Ruiz, el río San Juan todavía no se ha recuperado completamente de la sequía, porque esto sucederá hasta que caigan aguas en sus cuencas.