•  |
  •  |
  • END

El Arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes Solórzano, deploró la reciente puesta en libertad de sicarios y narcotraficantes ordenadas por jueces de ejecución de sentencia.

¿Qué pasa con nuestra justicia..? ¿Qué pasa con nuestro jueces?, se preguntó el arzobispo capitalino, al ser abordado por los periodistas al concluir la santa misa en la capilla “Dulce Nombre de Jesús”, en la comunidad del mismo nombre en Jinotepe, Carazo.

Monseñor Brenes recordó que los hombres y mujeres que ejercen una judicatura tienen la responsabilidad de que la población confíe en la justicia.

Para el jerarca católico, la actuación de algunos jueces ordenando la libertad de peligrosos delincuentes bota por la borda el esfuerzo hecho por la Policía.

“Es triste ver cómo se bota el trabajo de la Policía que a pesar de sus limitaciones y hasta poniendo la vida varios de sus miembros hace lo mejor de su parte”, comentó el líder religioso.

Los comentarios del jerarca católico se produjeron dos días después que jueces de Chinandega y la Región Autónoma de Atlántico Sur, RAAS, pusieron en libertad peligrosos narcotraficantes.

Mientras tanto, la jueza Rosario Gaitán ordenó la puesta en libertad de los criminales Edmundo Guerrero, alias “Cementera” y Ronnie Fonseca, condenados a 30 años de prisión por el asesinato del matrimonio de don Carlos Arévalo y María Luisa Lara.