Gilberto Ariel Artola
  •   Siuna, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un total de 10 rastras de ALBA Forestal, cargadas de producto forestal, retenidas en Siuna y Rosita, fueron liberadas por las autoridades del Batallón Ecológico y la Procuraduría General de la República, lo que ha generado malestar entre el resto de madereros que también se encuentran retenidos, en el territorio del Triángulo Minero y Prinzapolka.

Roberto Chavarría, uno de los transportistas retenidos con producto forestal, se quejó porque asegura que ellos tienen más tiempo de estar retenidos, por lo que dijo no explicarse por qué el trato diferenciado que le dan al consorcio ALBA-Forestal.

Marlon Enrique Urbina, Gerente General de Aserradora Las Minas, Palmera, Prinzapolka, protestó porque la prioridad eran las de ALBA Forestal, pese a que los camiones de su aserradora fueron los primeros en ser retenidos.

Urbina dijo que la misma documentación utilizada por Alba Forestal, es la usada por ellos.

Edwin Larrave, delegado del Instituto Nacional Forestal, Inafor, en Siuna, dijo que tenían orientación de esperar la salida de las rastras para renovar los permisos que estuvieran vencidos, mientras la documentación era revisada, pero llegaron miembros del Batallón Ecológico y les entregaron los documentos y les dieron la salida.

“No se consultó con nosotros, no nos han pedido ningún tipo de revisión de la base legal de ningún permiso”, aseguró Larrave.

El funcionario añadió que la madera retenida viene de planes generales y no de Bosawás, por lo que no se puede especular que viene de la Reserva, sin embargo dijo desconocer cuáles son las revisiones que se están haciendo.

Según los madereros que se encuentran en Siuna, el pasado lunes por la tarde llegó a donde se encuentran retenidas las rastras el apoderado de ALBA Forestal, Marlon Rizo, y tomó los datos de los camiones y choferes que transportaban el producto forestal y luego se dirigió al Batallón Ecológico; posterior a eso sus rastras fueron liberadas.

El coronel Orlando Palacios Navarrete, vocero del Ejército de Nicaragua, declaró recientemente a El Nuevo Diario, que la documentación en las rastras retenidas presenta inconsistencia y que una comisión creada por una orden presidencial estaba revisando cada caso específico.