Ernesto García
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un giro de 180 grados tomó la situación legal del expolicía Félix Humberto Gaitán, de 40 años, conocido como “El Chino”, después que la jueza Indiana Gallardo le cambió el arresto domiciliar por la prisión preventiva.

En la misma resolución la titular del Juzgado Noveno Distrito Penal de Audiencia de la capital aceptó recalificar los hechos de lesiones graves a homicidio como lo solicitó el Ministerio Público.

La Fiscalía pidió cambiar la tipificación del delito al comprobar que Moisés Enrique Campos, de 56 años, murió a consecuencia del golpe que sufrió en la cabeza al ser empujado contra una pared por Gaitán.

En la audiencia inicial el Ministerio Público presentó un dictamen médico legal certificando que el deceso de Campos fue consecuencia de un trauma craneoencefálico severo que a su vez le provocó un edema cerebral.

La acusación de la Fiscalía no refleja el motivo por el cual discutieron víctima y victimario, pero la abogada defensora de Gaitán, Reyna Isabel Morales, aseguró que fue la víctima, quien empujó de primero a su cliente porque este le negó un trago de licor.