•   San Carlos, Río San Juan  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Sola, desamparada y triste se siente Kenia Patricia Vásquez Gallo, víctima de acoso sexual por parte del secretario departamental de Fetsalud-Río San Juan, ya que teme que su caso quede en la impunidad, pues el representante del Ministerio Público que lleva su causa no se comunicó con ella, tampoco llamó a los testigos, y el juicio está programado para hoy.

Hace unos días, Vásquez mandó un escrito al fiscal departamental de Río San Juan, con copia a la Inspectoría del Ministerio Público de Managua, solicitando un cambio de fiscal porque considera que su defensor apoya a su victimario, sin embargo, su petición no obtuvo respuesta alguna.

“Parece que en Río San Juan la Ley 779 no tiene validez y nadie hace nada”, aseguró Vásquez.

Agregó que “como mujer no le tengo miedo a ningún dirigente, porque me he dedicado a hacer mi trabajo, y creo que no tengo por qué permitir que me digan vulgaridades, y si no me defiendo yo, ¿quién me va a defender? Por eso mismo recurrí a las leyes y a la Fiscalía, pero me han dado la espalda”.

También manifestó que en el Ministerio Público de San Carlos no le quisieron dar el expediente de su caso, fue en varias ocasiones a solicitarlo y cada vez le decían lo mismo: “Venga mañana”.

Temen despidos

Algunos trabajadores del Silais-Río San Juan indicaron a El Nuevo Diario, bajo promesa de anonimato, que se sienten amenazados por el victimario de Kenia, porque, según ellos, este ha manifestado que si llega a ganar el caso tiene “placet” para que Kenia y todos los que la han apoyado sean despedidos.

Vásquez es la responsable del área de adquisiciones del Silais-Río San Juan, y acusó por el delito de acoso sexual a Carlos Pérez, de 38 años, quien es el secretario general departamental de Fetsalud y trabaja como auxiliar de enfermería en San Carlos.

De acuerdo con Vásquez, en un principio ella llevaba una relación cordial con Pérez como compañeros de trabajo, pero el problema surgió cuando ella no correspondió a las insinuaciones amorosas que él le hacía, entonces le empezó a decir que ella era una inservible, y que únicamente servía para sostener encuentros sexuales con los jefes.

El Nuevo Diario ha buscado en reiteradas ocasiones la versión de Pérez, sin embargo, él ha manifestado que brindará su opinión cuando haya terminado todo el proceso judicial.