•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades nicaragüenses activaron un dispositivo de vigilancia del volcán Cerro Negro tras registrar actividad sísmica de baja intensidad, que mantiene en alerta institucional a la provincia occidental de León, informaron hoy portavoces oficiales.

El secretario ejecutivo del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), Guillermo González, dijo a periodistas que el volcán ha registrado actividad sísmica de baja magnitud desde ayer, sin que hayan sido afectadas las poblaciones aledañas.

Desde las 15.30 hora local de este martes (21.30 GMT) se han registrado" unos 49 microsismos y el tremor del volcán se incrementó un poco, igual que las medidas que conocemos de la presión del volcán", explicó el funcionario.

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), en un boletín informativo, precisó que "el RSAM (monitoreo de amplitud sísmica en tiempo real) ha aumentado alrededor de siete veces sobre su valor promedio, de 14 a 60 unidades".

Los microsismos, hasta ahora no sentidos por la población, según las autoridades, se iniciaron la mañana del martes, día en que se registraron 49 eventos, detalló el Ineter.

"Es difícil predecir qué puede suceder a corto plazo en el volcán, basado en las pocas horas de información que se tiene al momento", advirtió esa entidad en su boletín.

El secretario ejecutivo del Sinapred confirmó que las autoridades locales de la provincia de León están en una situación similar a la alerta verde, preventiva, y que tienen órdenes de "estar atentos a cualquier información".

Asimismo, el Sinapred ya informó a las comunidades que rodean el volcán que "eviten acercarse" a las faldas del mismo, así como a los turistas nacionales y extranjeros, que aprovechan las dunas negras del coloso para deslizarse desde las zonas altas hacia las más bajas.

Datos oficiales indican que 15.000 personas viven en 25 comunidades alrededor del volcán.

Según los registros del Ineter, el Cerro Negro, situado a 108 kilómetros al occidente de Managua, es el volcán más joven de Centroamérica. Nació en el año 1850. Desde entonces ha crecido conforme la cantidad de material arrojado en cada una de sus 23 erupciones importantes. Hoy mide 728 metros de altura.

Las erupciones más importantes del Cerro Negro, uno de los volcanes más activos de Nicaragua, ocurrieron en 1992 y en agosto de 1999. Sus gases y cenizas cubrieron por tres días la ciudad de León y zonas aledañas.