Ernesto García
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un día después de haber sido liberadas 10 rastras propiedad de ALBA Forestal cargadas con madera, una comisión de madereros, transportistas y representantes de los síndicos de Siuna y de Bonanza, lograron que el Instituto Nacional Forestal, Inafor, les liberara 56 rastras y siete camiones con madera que continuaban retenidos en Prinzapolka y el Triángulo Minero, Región Autónoma Atlántico Norte, RAAN.

Las rastras y camiones retenidos con material forestal serían liberadas en el transcurso de la tarde de ayer y la mañana de este jueves, según lo acordado con el director ejecutivo del Instituto Nacional Forestal, Inafor, William Schwartz, dijo el dirigente síndico, Débor Gómez Escobar.

Erick Bustamante, representante de los camioneros que tienen sus rastras retenidas, aseguró que el problema surgió por una interpretación errónea de la disposición presidencial anunciada el pasado 18 de mayo, en relación con la tala de bosques.

“El presidente (Daniel Ortega) anunció una veda forestal en las zonas de reserva natural de Bosawás, pero el Ejército entendió que era en todo el país y eso causó el problema”, dijo Bustamante.

Ambrosio López Bustamante, representante de los síndicos, aclaró que el material forestal retenido por el Batallón Ecológico del Ejército desde hace 15 días no es madera preciosa.

La madera retenida desde hace dos semanas fue extraída de los árboles tumbados por el huracán “Félix”.