•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Bajo un fuerte dispositivo de seguridad del Ejército de Nicaragua, se trasladan hoy hacia Managua, las 30 rastras y dos camiones cargados de madera que permanecían retenidos en Siuna y que fueron liberados esta madrugada.

Según información extraoficial, las vehículos de carga serán llevados hasta los predios de Plaza El Sol, sede de la Policía Nacional, donde la policía económica realizará una investigación.

Las rastras que pertenecen a madereros tradicionales, se encontraban a las 9:45 de esta mañana en un puesto del Instituto Nacional Forestal, Inafor, ubicado en la comunidad El Guineo, jurisdicción de Siuna, donde eran chequeadas antes de continuar su tránsito hacia la capital.

La gran caravana de rastras -cada una con aproximadamente 10 mil pies de madera- es resguardada por ocho convoyes del Ejército y una camioneta de la Policía.

Los madereros y transportistas que aseguran sentirse “secuestrados”, se encuentran incómodos porque dicen que la madera que cargan tiene otros destinos y que el desvío a Managua solo les causa más gastos en combustible, lubricantes y alimentación.