•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La enfermera Glenda Patricia Bordas Varela, de 34 años, condenada a 17 años y seis meses de prisión por el asesinato atroz de Frania Isola Valle Gómez, de 20 años, dio a luz por cesárea a un varón en el Hospital Materno Infantil “Mauricio Abdalah”, de Chinandega.

“El niño nació sin ninguna complicación a las 5:30 de la mañana del martes, Glenda, está custodiada por miembros de nuestra institución, y en las próximas horas será trasladada al Sistema Penitenciario Regional de Occidente”, con sede en Chinandega, donde le acondicionarán un lugar para que amamante a su hijo”, aseguró una fuente policial.

Añadió que durante el embarazo la enfermera fue atendida en la clínica de la Policía, y eventualmente fue llevada a chequeos médicos al Hospital Materno Infantil.

Tenía dos meses de embarazo

En los primeros días de diciembre de 2012, en un arrebato de celos,  Bordas Varela torturó,  estranguló e hizo una herida de 12 centímetros en el abdomen a Frania Isola Valle Gómez, para comprobar si estaba embarazada, tal como lo confirmó el forense Róger Pereira Umaña.

Bordas Varela, quien laboraba en el centro de salud del municipio fronterizo de Somotillo, subió el volumen de un equipo de sonido, de un televisor y abrió varias llaves de agua en la vivienda de la Colonia Ayapal, de Chinandega, para cometer el crimen.

Familiares de Valle Gómez solicitaron a la juez Rosario Montealegre que revise el caso de la enfermera y se le imponga la pena máxima de 30 años, por el asesinato de Frania Isola, quien tenía dos meses de embarazo.