•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los altos niveles de inseguridad que vive Centroamérica (específicamente los países del llamado Triángulo del Norte) se debe a que tiene al sur a los mayores productores de droga y al norte a los principales consumidores, expresó la primera comisionada Aminta Granera, jefa de la Policía Nacional, la participar ayer en la XXX Conferencia Internacional de Lucha contra las Drogas (IDEC), celebrada en la capital de la Federación Rusa.

En el evento participan representantes de más de 120 agencias policiales de las distintas regiones del mundo, para estudiar y analizar los comportamientos y tendencias globales en relación con el tema del narcotráfico internacional, y para discutir alternativas en la búsqueda de repuestas más efectivas en la lucha contra este flagelo.

Si no fuera por la existencia de los productores en el sur y los consumidores en el norte de Centroamérica, Granera se preguntó: ¿Tendría el “Triángulo del Norte” los niveles de violencia similares a los que enfrentan los países en guerra, y morirían 150,000 personas al año por los enfrentamientos entre las organizaciones criminales?

“Por lo tanto, el problema de los altos niveles de violencia de los centroamericanos no es solamente nuestro, es también un problema de los sudamericanos, de los norteamericanos, de los europeos, de los africanos, de los asiáticos, es un problema que atañe al mundo entero”, enfatizó Granera.

Apoyo de Rusia es crucial

La jefa policial agregó que ese sentido de responsabilidad compartida frente a un crimen organizado que no respeta fronteras ni conoce distancias, les ha llevado a estrechar cada vez más las coordinaciones operativas y el intercambio de información, reconociendo el trabajo y el apoyo de la DEA, así como del Servicio Federal para el Control de Drogas de la Federación Rusa.

Agregó que Rusia respondió a lo inmediato a las demandas y necesidades planteadas en la Estrategia de Seguridad de Centroamérica, suscribiendo en 2012 un acuerdo de intenciones con el SICA, orientado a contribuir de manera firme a la Estrategia de Seguridad, y a su vez firmó otro acuerdo con la Policía Nacional de Nicaragua.

“Dos países geográficamente distantes que con hechos concretos le estamos diciendo al crimen organizado transnacional, que para nosotros tampoco hay fronteras ni distancias que nos impidan unir esfuerzos por la seguridad de nuestros pueblos”, indicó Granera.

Granera concluyó ratificando el firme compromiso de las policías de la región de no claudicar en la lucha frontal contra el narcotráfico.

Por su parte, el Director del Servicio Federal contra las Drogas de Rusia, general Víctor Ivanov, reafirmó la posición de Rusia en relación con la no legalización de las drogas, así como su respaldo a los esfuerzos centroamericanos en esta materia.

Además de participar como Directora General de la Policía Nacional de Nicaragua, Granera también asistió al evento en su carácter de Presidenta de la Comisión de Jefes y Directores de Policía de Centroamérica, México, el Caribe y Colombia.

El evento internacional se realiza por primera vez en Moscú, y contó con la presencia del Presidente de la Federación de Rusa, Vladimir Putin; el Director del Servicio Federal contra las Drogas de Rusia, general Víctor Ivanov, Presidente de la Conferencia, y Michele M. Leonhart, Administradora de la DEA y Copresidenta del evento.

 

Representó a la región

La primera comisionada Aminta Granera fue la única oradora latinoamericana en la ceremonia de apertura, asegurando que representa a una región que “por los intensos niveles de violencia asociados al narcotráfico, ha llevado a las autoridades políticas al más alto nivel a involucrarse de manera activa en la búsqueda de soluciones al problema de la inseguridad; y ha hecho que los ojos del mundo se vuelvan hacia Centroamérica”.