•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Representantes del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, comparecerán mañana ante la Comisión de Infraestructura y Servicios Públicos de la Asamblea Nacional, para ser consultados sobre la iniciativa de ley del proyecto de construcción del Gran Canal Interoceánico, informó ayer su presidente José Adán Aguerri.

“Vamos a estar ampliando en algunos elementos (nuestros puntos de vista), estamos estudiando (la iniciativa) a lo largo de este fin de semana para revisar toda la documentación”, adelantó Aguerri.

El proyecto sobre esta iniciativa que envió a la Asamblea el Ejecutivo pasó a comisión el pasado viernes, mismo día en que se citó a seis entidades públicas para exponer sus puntos de vista.

Generar confianza

El Cosep avaló una vez más la apertura y el interés del Gobierno por construir el Gran Canal, tomando en cuenta que en la actualidad “Nicaragua (es) hoy el país con menos infraestructura de toda Centroamérica”.

“Ya es hora que no sigamos viendo pasar las cosas y que entremos a mirar cómo cambiamos el futuro de este país”, advirtió el representante de la cúpula empresarial.

Aguerri recordó que es importante que en la ejecución de este proyecto se incluya la participación de la mano de obra nicaragüense y de las empresas privadas del país.

Por otro lado, indicó que no es el momento de generar desconfianza en la empresa a la que se le otorgará la concesión del proyecto.

“Si los inversionistas apuestan significa que tienen confianza, no importa que esas empresas estén constituidas en Gran Caimán, Managua, Holanda o China, el punto es que busquemos la inversión y que llegue al país”, enfatizó Aguerri.

Agregó que se trata de un proyecto que tendrá diferentes subproyectos, por lo tanto “si el inversionista no tiene confianza, por supuesto que no vamos a ver llegar ni US$40,000, ni un dólar al país”.

 

Rechaza concesión aduanera

El presidente del Cosep, José Adán Aguerri, descalificó el proyecto para la regulación de aduanas en los puestos fronterizos que fue entregado por 30 años a una empresa extranjera sin los debidos procesos de licitación.

“Son demasiados años alrededor de esta concesión. No estamos hablando de un canal, de una concesión como Tumarín de US$1,000 millones, estamos hablando de una cantidad equis de escáner que tienen un costo amplio, alto para Nicaragua, pero no para llegar a niveles de concesión de 30 años, vamos a estar revisando”, agregó Aguerri.