•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un hito médico se registró ayer, al practicarse las primeras operaciones endoscópicas en la columna vertebral, a manos del doctor Jhaxel García, en el Hospital Central Managua “César Amador Kühl” y en el Hospital Militar. De acuerdo al especialista, es la primera vez que esta cirugía menos invasiva y muy efectiva se realiza en Nicaragua y en Centroamérica.

La hernia discal afecta a millones de personas, pues está entre las enfermedades que provocan el dolor de espalda que, a su vez, es padecido por el 80 por ciento de la población mundial al menos cinco veces en su vida, según la Organización Mundial de la Salud, OMS.

Hasta hace poco, el método para curar la hernia discal era una operación abierta que significaba la exposición de buena parte de la columna, mucho sangrado, un mayor riesgo de infección y bastante tiempo de recuperación. Sin embargo, con la nueva tecnología quirúrgica, estos riesgos pueden evitarse.

El doctor García señaló que los beneficios de dicha técnica radican en que es menos invasiva, pues consiste en hacer una incisión de 1 o 1.5 centímetros para introducir el endoscopio (fino tubo que contiene una luz y una cámara), el cual sirve para guiar con precisión e introducir los instrumentos con los que, en el caso de la hernia discal, se saca el producto que está causando dolor y se descomprimen los nervios.

Las imágenes captadas por el endoscopio se reflejan en una pantalla, en la cual el cirujano ve en detalle el procedimiento. “El endoscopio nos permite ver muy bien las estructuras nerviosas y por tanto hay menos riesgo de que sean lesionadas”, comentó el ortopedista especialista en cirugía endoscópica en la columna vertebral.

Los beneficios

El doctor García realizó las dos intervenciones respaldado por el doctor José Gabriel Rugeles Ortiz, ortopedista y especialista en cirugías endoscópicas del Centro Latinoamericano de Estudios de Cirugía Endoscópica, en Bogotá, Colombia, donde el galeno nicaragüense se entrenó y adquirió la técnica.

Rugeles Ortiz afirmó que el nivel de éxito de la cirugía endoscópica en la columna vertebral oscila entre el 75 y el 85 por ciento, superada solo en 1 o 2 puntos porcentuales por la técnica tradicional.

El especialista colombiano indicó que al ser una cirugía poco invasiva, el paciente puede irse el mismo día a su casa y entrar a proceso de rehabilitación en tres o cuatro días, y que en dos o tres semanas puede reintegrarse a sus labores cotidianas.

Agregó que otra gran ventaja de la cirugía endoscópica en la columna vertebral es que el paciente permanece despierto, lo cual permite que cuando los especialistas utilizan una técnica que evoca el dolor provocado por la hernia, el paciente esté en la capacidad de confirmar la intensidad y la ubicación del mismo.

 

La hernia discal

Provoca alteraciones en las raíces nerviosas presentes en la columna vertebral, causando fuertes dolores en la espalda que luego se irrigan en las piernas y las caderas, así como entumecimientos y calambres que poco a poco van restringiendo el desarrollo del paciente.

 

No es válida para todas las patologías

Tanto el doctor Jhaxel García como el doctor José Gabriel Rugeles Ortiz insistieron en que la cirugía endoscópica no resuelve todas las enfermedades que se presentan en la columna vertebral, por lo que hay patologías que deben seguir siendo atendidas con la operación tradicional.

García refirió que hay determinadas indicaciones para aplicar dicha técnica y que las más comunes son la hernia discal y el síndrome facetario (inflamación que causa dolor). “En otras alteraciones como deformidades de la columna, vértebras dislocadas o traumas como fractura de columna, este procedimiento no tiene validez”, subrayó.

Añadió que una de las personas operadas ayer fue un hombre de 33 años de edad con una hernia ubicada entre la vértebra L5 y la vértebra S1, lo cual le provoca dolor lumbar y dolor radicular, así como entumecimientos, calambres y debilidad en una de sus piernas.