José Luis González
  •   LEON  |
  •  |
  •  |

Para evitar que impere la impunidad y castigar a los verdaderos responsables de la muerte de Luís Ángel Miranda Salgado, de 15 años, oriundo del municipio de La Paz Centro, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, PDDH, exhortó este lunes, al Ministerio Público, modificar lo más pronto posible, la acusación presentada ante los juzgados.

En presencia de los familiares de la víctima, la PDDH aseguró que la Policía y la Fiscalía protegen a los policías señalados de la muerte del adolescente Luís Ángel, hecho ocurrido el pasado 14 de septiembre.

La señora María Salgado, progenitora de la victima hizo un llamado al Fiscal General, Julio Centeno Gómez, que oriente una investigación exhaustiva de los sucedido en el asesinato de su vástago.

“Pido justicia para que los asesinos de mi hijo no queden impunes, exijo justicia para que esta situación nunca vuelva a suceder, que ninguna otra familia en nuestro país, pase por el dolor de ver asesinado a un ser querido”, dijo.

El fiscal especial, Elton Ortega Zúñiga, acusó en el Juzgado Primero de Distrito  Penal de Audiencia en León, al policía Denis Antonio Cano Sánchez, de 28 años, por el delito de homicidio; Nedar Antonio Hernández y Norvin Samir Sevilla Hernández, por allanamiento ilegal y al oficial Juan Ramón Briones Hernández, por el delito de abuso de autoridad. Los cuatro policías enfrentaran juicio oral y público el próximo 28 de octubre a las ocho de la mañana.

“El escrito de acusación presentado por la Fiscalía ante los juzgados, no tiene firmeza ni credibilidad porque es una transcripción de la declaración que rindió ante la Policía el reo Cano Sánchez, en ningún momento, la Fiscalía protegió los derechos de la víctima y sus familiares, no se preocupó en investigar y ser imparcial en este caso”, expresó Álvaro Osorio, delegado Departamental de la PDDH.

También destacó  que ven incorrecto la actuación que ha hecho hasta este momento, el fiscal especial Ortega Zúñiga, primeramente acusó de homicidio a un policía, pero ante la presión pública se amplií la acusación a los otros tres agentes policiales en donde se incluyó el abuso de autoridad y el allanamiento ilegal, pero la primera actuación denota falta de
firmeza y falta de voluntad en aplicar todo el rigor de ley sin violentar el debido proceso, refirió.

“El eje de acusación de la Fiscalía se centra en que hubo forcejeo entre el adolescente y el oficial Cano Sánchez, a través de esta posición la Fiscalía defiende a los agentes de policía y deja solo a los familiares de la victima, indicó Osorio.
 
Marcia Quezada, abogada defensora de la victima aseguró que en la acusación en contra de los policías hace falta el delito de exposición de personas al peligro, “ellos ingresaron a la propiedad y realizaron disparos sin tomar en cuenta que cuatro niños jugaban en el patio”, esperamos que el Ministerio Público endurezca la acusación”, señaló la abogada.