Edgard Barberena
  •   MANAGUA  |
  •  |
  •  |

El vice alcalde de Managua, Neri Leiva Orochena comprobó "in situ" los daños que las lluvias, de deste fin de semana, provocaron en varios barrios y asentamientos de Managua, donde nuevamente las inundaciones dejaron a muchas familias de escazos recursos económico damnificadas.

"Ha caído una gran cantidad de agua sobre la ciudad de Managua lo que nos ha creado mayores dificultades en los cauces. Tenemos problemas en cauces del distrito VI y dos cauces del distrito II". Mientras que las micro presas llegan a sus
límites en cuanto a la capacidad de agua, dijo este lunes el vice alcalde capitalino Neri Leiva Orochena.

Operarios de la comuna se presentaron a varias micro presas con la finalidad de sacar el agua de las mismas, "pero el problema que se nos presenta en varias de ellas es que no tenemos donde lanzar el agua, en toda casi si la tiramos a otras áreas, podemos perjudicar a familias que se encuentran alrededor de las micro presas".

Confirmó el "Número 2" de la comuna que "en el barrio Santa Elena, tenemos a 15 familias refugiadas las que fueron evacuadas por personal de la Alcaldía de Managua hacia la Universidad Nacional Agraria, UNA. Hay todavía 100 familias más pendientes de ser evacuadas de ese mismo barrio, porque sus casas están inundadas".

Lo que atrasó el traslado es que esa gente no quiere abandonar sus casitas por temor a que los delincuentes se les roben sus enseres. En el sector de "Domitila Lugo", en el asentamiento hay 70 familias que tienen que ser evacuadas, "por lo que eso ya lo estamos coordinando con la Defensa Civil, pero todavía no tenemos las condiciones para que esas familias puedan ser evacuadas hacia un refugio cercano a la zona".