•  |
  •  |
  • END

Las bolsas mundiales registraron un nuevo lunes negro, aterrorizadas por el contagio de la crisis financiera y los riesgos de una cascada de quiebras bancarias.

“Cunde el pánico general”, dijo Adrian van Tiggelen, analista del banco holandés ING en Amsterdam.

“Todo el mundo esperaba que tras la aprobación del paquete en Estados Unidos y los rescates en Europa, las cosas se calmarían, pero en realidad todavía hay fuertes temores a un efecto dominó”, añadió.

A las 14H50 GMT, en la bolsa de Nueva York, golpeada por la crisis en Europa, el índice Dow Jones caía un 5.23% a 9.969,36 puntos, pasando por debajo de la barrera de los 10.000 puntos durante la sesión, por primera vez en cuatro años. El Nasdaq de los valores tecnológicos caía un 6.83%.

En Europa las principales bolsas se desplomaron al cierre, mientras en Rusia los mercados retrocedieron hasta casi 20%.

París cerró con un desplome de 9.04%, la mayor caída de su índice CAC 40 desde su creación en 1988. Londres perdió un 7.85% al final de la sesión y Francfort, primera plaza bursátil de la Eurozona, un 7.07%. Madrid cayó un 6.06%.

El mercado bursátil de Bruselas cerró con una baja de 6.87%, y el de Copenhague con una pérdida de 11.06%. Milán se hundió 8.24% al cierre, Lisboa un 9.86%, Dublín un 9.59% y Amsterdam un 9.14%.

Crisis de confianza
La Bolsa de Sao Paulo, la mayor de Latinoamérica, suspendió automáticamente sus operaciones por segunda vez este lunes por 60 minutos, cuando el índice Ibovespa cayó más de 15%.

La bolsa de Buenos Aires se derrumbaba un 11% y la mexicana un 6.07%.

“Hay una crisis de confianza detrás de los movimientos de venta”, estimó Patrick O’Hare, del sitio de informaciones financieras Briefing.com.

“Es bastante simple: los inversores son reticentes a creer que el plan de rescate produzca un efecto rápido sobre el sistema financiero y la economía mundial”, agregó el analista.

La adopción del plan Paulson el viernes por la Cámara de Representantes de Estados Unidos, no bastó para tranquilizar a los inversores, nerviosos por la llegada de la crisis financiera a Europa.

Y el agravamiento de la crisis en Europa “aumentó el nivel de ansiedad en el mercado” estadounidense, según O’Hare.

En Rusia, los intercambios fueron suspendidos tres veces el lunes en una de las dos bolsas de Moscú, el Micex, que se hundía un 18.66% cuando fueron suspendidas las cotizaciones. El otro índice moscovita, el RTS, se desplomaba 19.10% a 14H15 GMT.

La bolsa islandesa suspendió las cotizaciones de todas sus acciones, incluidos tres grandes bancos, poco antes de que el gobierno anunciara garantías para todos los depósitos en bancos nacionales.

Antes de la apertura de los mercados en Europa, la bolsas asiáticas ya habían sido víctimas de la falta de confianza de los inversores.

El índice Nikkei 225 de la Bolsa de Tokio terminó la sesión con un retroceso del 4.25%, situándose en su nivel más bajo desde el 12 de febrero de 2004, y la de Shanghai cerró con una pérdida del 5.23%.

Hong Kong perdió un 5% y Seúl bajó un 4.3%. La bolsa de Taipei perdió 4.12% al cierre, la de Filipinas retrocedió 2.6%, la Bolsa de Sidney bajó 3.3% y la de Nueva Zelanda 3.27%. Bombay retrocedió un 5.78% y cerró en su menor nivel en dos años. Yakarta se hundió un 10%.

Carsten Brzeski, del banco holandés ING, lamentó la ausencia de un proyecto de rescate bancario europeo, después de que Irlanda, Grecia, Alemania e Islandia anunciasen garantías excepcionales para los depósitos de particulares.