•  |
  •  |
  • END

Cerca de medio millón de miskitos analfabetas ya tienen la opción de aprender a leer y a escribir en su propia lengua, con el método Yo sí puedo. Aunque para masificarlo, la Asociación de Educación Popular “Carlos Fonseca Amador”, impulsora del programa, requiere del aval del Ministerio de Educación (Mined) o bien del Gobierno Regional del Atlántico Norte y de un presupuesto mínimo de 1.6 millones de córdobas.

Cifra que promete proporcionar, a través del Parlamento, el presidente de la Comisión de Educación de la Asamblea Nacional, Mario Valle, quien adelantó que cuenta con los votos liberales, y que convencerá a los sandinistas, para aprobar la partida.

Según cálculos de Orlando Pineda, presidente de la Asociación descrita, con el método Yang Lika Sipsna o Yo sí puedo, cubrirían de entrada a 10 mil miskitos iletrados de Prinzapolka y Waspam.

“Hablamos de que en 10 semanas ellos ya podrían leer y escribir, luego podríamos continuar con el método, de manera que en un año estaríamos cubriendo a unos 40 mil miskitos iletrados más, lo que sumaría una cobertura de 50 mil miskitos, y se reduciría el analfabetismo en un 10 por ciento en esa zona (donde el indicador supera el 40 por ciento)”, detalló.

Pero “el problema, hay que decirlo, es que el Ministerio de Educación no nos deja entrar en la zona. El ministerio dice que: Pineda y la Asociación no tiene patente para alfabetizar”, denunció el profesor.

Así que “necesitamos del apoyo del Gobierno Regional del Atlántico para entrar (al Caribe), porque no queremos problemas, y si el Gobierno Regional nos da el aval en 24 horas, en 24 horas nos movilizamos en el territorio”, destacó el promotor del método.

Mil voluntarios
Víctor Hooker, representante del Gobierno Regional, aseguró a EL NUEVO DIARIO que el próximo lunes, a más tardar, estarán remitiendo el aval a la Asociación. “Porque para nosotros es prioridad la educación… además, con el método se beneficiarán a miskitos de todas las edades, a gente que tiene desde 14 a 70 años”, precisó.

De acuerdo con Pineda, en Prinzapolka y Waspam cuentan con mil educadores miskitos “dispuestos a trabajar sin paga alguna”. La Asociación, aparte de eso, tiene disponible 10 mil cartillas del método y más de 170 televisores, a través de los cuales se impartirán las lecciones.

Valle señaló que con el proyecto de la Asociación cada alfabetizado costará al Estado 300 córdobas, “si consideramos que cubrirían sólo a 6 mil miskitos”, mencionó. Aunque Pineda afirmó que con los 1.6 millones de córdobas podrían atender hasta 20 mil, “porque el gran gasto se lo llevarán los combustibles”, puntualizó.


Unesco lo apoya
El delegado de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en Nicaragua, Juan Bautista Arríen, indicó que el método “Yo sí puedo, en mismito, “es una iniciativa patriótica y de amor. Es un avance extraordinario, la Unesco lo reconoce porque no hay mejor forma que alfabetizar que en la propia lengua, que en su propia alma”, enfatizó.

La Asociación de Educación Popular “Carlos Fonseca Amador” ha alfabetizado en 35 municipios locales, de los 153 existentes. “Es decir, hemos enseñado a leer y a escribir a 300 mil personas (desde 1990 a 2008), cuyas edades, en un 50 por ciento, oscila entre los 14 y los 25 años”, especificó Orlando Pineda, presidente de la Asociación.