•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA
Ante la presión de la opinión pública y el reclamo del jefe de la Fiscalía del departamento de Chinandega, Manuel Rugama, el juez de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria, Juan de Dios González Quintana, aseguró que podría reconsiderar que el rivense Saturnino Urbina Arévalo, regrese al Sistema Penitenciario de Occidente a continuar la pena de diez años por traficar 37 kilos con 296 gramos de cocaína, a bordo de la camioneta GMC blanca, placas M-111609.

El juez, quien la mañana del lunes fue llamado de urgencia por la Comisión Multidisciplinaria para que explicara los motivos de la excarcelación del narcotraficante, sostuvo que actuó apegado a derecho al otorgar ejecución diferida al reo, quien de acuerdo con dictámenes de dos forenses de Chinandega padece de Diabetes Mellitus Tipo II, ansiedad, bronquitis crónica y otras enfermedades.

“Lo hice por humanismo, porque de acuerdo con varios dictámenes médicos su vida está en peligro porque se descompensa, él no está libre del todo, tiene que presentarse todos los lunes y ya lo hizo ayer para que su salud sea valorada”, expresó el juez González Quintana.

El forense Róger Pereira Umaña confirmó que examinó ayer lunes a Saturnino Urbina, quien recorrió más de quinientos kilómetros ida y vuelta desde Rivas hasta Chinandega, cumpliendo lo dispuesto por el juez.

El funcionario expresó que el rivense continúa con síntomas de las enfermedades crónicas que padece, cuyo estado según él, no variará y tiende a empeorarse.

El juez de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria confía que Urbina no huirá, y está dispuesto a reconsiderar su decisión, que ha causado polémica.

Expresó que informará de lo actuado a los magistrados de la Corte Suprema, porque según él, son bien estrictos. El juez ahora cambia de parecer y dijo que no está interesado en que el rivense esté en su casa, sino que se cure, porque de los doce diabéticos que cumplen condena en el Sistema Penitenciario de Chinandega, es el único que está grave.