•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Gobierno habría ordenado medidas de presión contra los ancianos que permanecen desde hace dos días en la sede central del INSS y los mantenía hoy incomunicados, sin agua, sin acceso a los servicios higiénicos y sin alimentos, y cercados por la Policía.

Esta mañana, la Policía impedía el acceso hasta el edificio y era imposible llevar alimentos y agua a un grupo de 50 adultos mayores que mantienen su protesta por una pensión reducida por vejez.

Las calles para ingresar al edificio del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, fueron bloqueadas por la Policía, mientras comenzaban a llegar decenas de ancianos, que hoy abandonaron la protesta en las delegaciones del INSS de Managua, para apoyar a sus compañeros de la Unidad Nacional del Adulto Mayor, UNAM.

La Policía incluso obstaculizaba el trabajo de los periodistas, impidiendo el acceso de los medios de comunicación al edificio, donde permanecen medio centenar de ancianos, que deben abandonar el sitio ante la necesidad de ir al baño o acceder a un poco de agua.

“No se les puede llevar comida, les cerraron los baños, les cortaron el agua, están incomunicados”, dijo un anciano que participaba en la protesta a una cuadra del edificio y que hizo un llamado a los organismos de derechos humanos para que intervengan.