•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un cuarto de siglo deberá permanecer en prisión Axel Anuar Cordonero Sanabria, de 31 años, alias el “Mono”, quien el pasado 23 de mayo mató a su progenitora, Taniuska Sanabria López, de 52 años.

La condena de 25 años de encierro en la cárcel, dictada a Cordonero por el juez Cuarto Distrito Especializado en violencia, de Managua, Harold Leal, es la pena máxima que establece la Ley 779 para los femicidas.

Al igual que en la audiencia anterior, Cordonero estuvo sereno y no dio muestras de arrepentimiento, y tampoco tuvo contacto con sus parientes, quienes también son familiares de la víctima.

Al imponer la pena máxima de 25 años de prisión para el femicida, el juez tomó como agravante la saña con la que ejecutó el crimen, al clavarle varias veces un trozo de vidrio en el cuello a su progenitora.

El juez también estableció como agravante que el femicidio fue cometido en el domicilio de la víctima, y aunque a favor del condenado está el hecho de que admitió su culpabilidad de manera espontánea, este atenuante no le ayudó mucho.

En el proceso judicial salió a relucir que el femicida, antes, mató a otras dos personas, pero solo por uno de esos crímenes fue condenado a 10 años de prisión en 2003, y salió en 2010 bajo libertad condicional.

En la sentencia condenatoria, el juez de Violencia no tomó en cuenta como agravante el antecedente de este otro crimen, porque ya han transcurrido 10 años desde que ocurrió.

La condena de 25 años de prisión para Cordonero es exactamente la que pidió el Ministerio Público, después de que el reo aceptó haber matado a su progenitora, cuando estaba bajo los efectos de sustancias alucinógenas.

Cordonero solo podrá salir de la cárcel hasta el 23 de mayo de 2038, porque ahora no podrá pedir el beneficio de la libertad condicional como lo hizo cuando fue condenado a 10 años por otro crimen.