•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los más de US$23 millones que se necesitan anualmente para el pago de la pensión reducida a los más de 15,000 adultos mayores que la demandan, bien podría tomarse de las utilidades o remanentes calculadas entre US$75 y US$100 millones que cada año ingresan a la caja del Seguro Social.

El experto en temas de seguridad social, Manuel Israel Ruiz, indicó que anualmente ingresan a las arcas del Seguro Social, entre US$75 millones y US$100 millones, producto de las utilidades que tiene la institución. “Además, recordemos que el Estado mantiene una deuda de US$600 millones con el Instituto de Seguridad Social, INSS, y si se compromete a pagarla, bien podría abonar US$500,000 anuales, y el resto bien lo podría poner el Seguro Social”, indicó.

Estados financieros del INSS

Según los estados financieros del INSS, al 31 de diciembre de 2012, el valor de sus activos pasó de C$19,374 millones en 2011 a C$20,454 millones en 2012, para un crecimiento del 5.6%. De la misma manera, la cartera de inversiones de la institución también se incrementó en un 6.9%, al pasar de C$13,617 millones hasta los C$14,556 millones.

“Desde 1992 esa ha sido la tendencia de los activos y de las inversiones del Seguro Social, nunca ha habido un déficit en la caja del Seguro”, explicó Ruiz.

No obstante, señala que para que el INSS pueda pagar esta pensión reducida a los adultos mayores, lo primero que tiene que saber es la cantidad exacta de los mismos, y el rango de edades.

INSS tiene que resolverlo solo

El presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, Wálmaro Gutiérrez, reconoció que el caso de los adultos mayores es un tema no tan “sencillo” de resolver, por la “precaria situación” en la que se encuentra el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS.

Para dar una respuesta a la demanda de este grupo de ancianos se necesitan US$23.4 millones, dinero con el que no cuenta la institución de seguridad social, advirtió el legislador.

“Todos conocen que (el INSS) tiene problemas actuariales, evidentes y conocidos por todos nosotros, pero soy del criterio que si seguimos la vía del diálogo es muy probable que se pueda llegar a acuerdos al más corto plazo”, dijo Gutiérrez.

Recordó que cualquier solución (al actual problema) debe salir de los recursos del INSS, por ser un ente que no recibe dinero del Presupuesto General de la República.

“Es una cifra bastante grande, y que seguramente en este momento el INSS (es) muy probable que no esté en capacidad para poder enfrentar”, precisó el diputado.

Cosep ve futura reforma

Por otro lado, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, propuso el mecanismo del diálogo para buscar una solución a este conflicto, que deberá ser retomado en una futura discusión a la reforma de la Ley de Seguridad Social.

“Tenemos aquí un movimiento de adultos de la tercera edad que está haciendo un esfuerzo en (la) búsqueda de respuestas, sin embargo, en el campo tenemos a miles de nicaragüenses que ojalá pudiéramos a través de esta reforma responder a esas demandas”, dijo Aguerri.

 

Empresarios por diálogo

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, propuso el mecanismo del diálogo para buscar una solución a este conflicto que deberá ser retomado en una futura discusión a la reforma de la Ley de Seguridad Social.