•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los restos del coronel Mario Alberto Jirón López, uno de los militares fallecidos ayer en un accidente aéreo, son velados esta tarde en la funeraria Monte de Los Olivos, de la capital, donde amigos y oficiales de la Fuerza Aérea del Ejército de Nicaragua llegan a  acompañar a sus familiares.

Jirón López, tenía 49 años, era originario de Nagarote, León, y ostentaba el cargo de Jefe de la Unidad de Reparación de la Fuerza Aérea.

Fue fundador del Ejército de Nicaragua e inició su carrera militar en el año 1979, trabajando siempre para la Fuerza Aérea.

Su padre, Carlos Jirón, de 80 años, expresó que su hijo recibió un curso en la Unión Soviética para ser ingeniero de medios aéreos, donde estudió cuatros años.

El coronel Jirón deja a tres hijos, entre ellos una menor de 12 años de edad.

Cuatro coroneles, tres tenientes coroneles y un mayor que conforman el Estado Mayor de la Fuerza Aérea del Ejército de Nicaragua junto con un soldado y un financiero de ese cuerpo de la institución militar, viajaban en el helicóptero MI 17 que se desplomó ayer por la mañana sobre el Lago Xolotlán.

Ayer por la tarde, solo el cuerpo del coronel Jirón había sido recuperado por los buzos del Ejército, que hoy continuaban la búsqueda del resto de tripulantes.