•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Frenar los multimillonarios ingresos del crimen organizado, prevenir y combatir el tráfico ilícito de migrantes, así como la trata de personas en sus diferentes formas, es el objetivo de los Ministerios Públicos de Centroamérica, México y el Caribe.

La fiscal Delia Rosales, secretaria ejecutiva del Ministerio Público de Nicaragua, especificó que el crimen organizado tiene ingresos de al menos 6 mil 600 millones de dólares anuales, producto del tráfico ilegal de personas.

La cifra --que es una fracción de los montos reales-- es parte de los datos divulgados por Antonio Mazzitelli, representante de la Oficina Regional de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Unodc, para México, Centroamérica y el Caribe.

La misma fue obtenida a través de un estudio realizado por la Unodc y publicado el año pasado tras la realización de una encuesta sobre el número de mexicanos indocumentados, cuántas veces cruzaron la frontera hacia Estados Unidos, y el cálculo de lo que pagaron por cruzar la frontera.

Igualmente se estima que cada año los traficantes también obtienen ganancias cercanas a los 6.75 mil millones de dólares tan solo en dos de sus principales rutas, que son: desde el Norte, Este y Oeste de África hacia Europa; y desde Centro y Sudamérica hacia Estados Unidos.

El estudio no calcula el dinero que los criminales, principalmente los “Zetas”, obtienen por las extorsiones a los familiares de migrantes. Tampoco por la trata de personas con fines de esclavitud sexual o laboral. Por lo tanto, especulativamente la cifra mencionada podría ser cinco veces mayor.

Ingresos los fortalecen

Los ingresos permiten a los criminales desarrollar sus redes de tráfico tanto de personas como de estupefacientes, así como sus medios, métodos y sus capacidades tecnológicas, que en ocasiones superan a los de los países de paso, donde el sistema jurídico difiere de nación a nación, lo que impide que la justicia se aplique con efectividad.

Rosales señala la importancia de unificar legislaciones para prevenir y combatir el tráfico ilícito de migrantes.

“Esta es la primera reunión que estamos co-ejecutando los Ministerios Públicos miembros del Consejo Centroamericano y del Caribe de Ministerios Públicos. Se pretende que en tres años se fortalezcan las capacidades institucionales de los países involucrados, a través de la especialización de funcionarios, armonización de las legislaciones y estrechar lazos de cooperación para dar una respuesta más efectiva”, dijo Rosales.

En el caso de Nicaragua, nuestro país es usado como corredor hacia el Norte, hacia Estados Unidos, y este año se han presentado varios casos de tráfico ilícito de migrantes, aunque Rosales no especificó cifras.