•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El presidente ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, Roberto López, reiteró que esta entidad no tiene la capacidad para pagar una pensión a las personas de 60 años que no cotizaron 750 semanas, pues aseguró que para hacerlo necesitan C$2,354 millones al año, y sus reservas son de C$1,530 millones.

“Si pagamos las pensiones a las personas que no cotizaron 750 semanas, el INSS entraría en un déficit. Tenemos que ser sinceros, el INSS no está en capacidad de pagar esos fondos”, afirmó López en una presentación que hizo en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-Managua, a propósito de la protesta que iniciaron el pasado lunes los miembros de la Unión Nacional del Adulto Mayor, UNAM, para exigir una pensión reducida.

Salida estructural, dice López

López señaló que en los registros del INSS, los cuales datan de 1956, existen 71,658 personas que tienen 60 años o más que no completaron las 750 semanas de cotizaciones, pero que de esas solo están vivas 54,872, por lo que, usando como promedio una pensión de C$3,300, aseguró que al mes necesitarían C$181 millones, y al año C$2,534 millones.

“En este momento el Instituto no está en capacidad de pagar esos C$2,354 millones”, subrayó López, quien dijo que la “salida” es buscar mecanismos para aumentar el salario de los trabajadores y las fuentes de empleos permanentes, pues explicó que el sistema del Seguro Social funciona bajo la lógica de la “solidaridad”, donde los actuales cotizantes mantienen las pensiones de los jubilados.

Inss2012

Manifestó, por tanto, que grupos opuestos al Gobierno están manipulando a los miembros de la UNAM haciéndoles creer que tienen ahorros en el INSS. “Ellos dicen ‘que me regresen mis reales’ (pero) si les regreso los reales les voy a regresar como 300 pesos”, sostuvo.

Estado financiero del INSS

El titular del INSS justificó la falta de respuesta del Gobierno, señalando que Anastasio Somoza Debayle, derrocado en 1979 por la Revolución Sandinista, dejó sin un centavo al INSS. “Cuando a los abuelos nuestros les hacen decir que dónde está el dinero que ahorraron desde el año 56, yo se los digo claro, que se lo llevó Somoza”, refirió.

Según López, el INSS ha tenido avances importantes desde 2007, al pasar de 381,000 a 674,000 afiliados, de 15,990 a 25,679 empleadores, y al aumentar de 107,431 a 148,145 los pensionados, es decir, personas que completaron las 750 semanas de cotizaciones.

Informe de 2012

Indicó que en 2012 el INSS recibió a través de sus cuatro ramas de seguro (Invalidez, Viudez y Muerte, IVM; Enfermedades y Maternidad, EM; Riesgo Profesional, RP, y Víctimas de Guerra, VG) C$11,269 millones, lo cual generó C$1,371 millones en intereses financieros, y quedó un remanente social o reserva de C$1,530 millones.

En el caso de la rama IVM, López detalló que los ingresos fueron de C$5,639 millones, más un ingreso financiero de C$1,315 millones, para un ingreso total de C$6,954 millones, pero señaló que se gastaron C$5,167 millones en pago de pensiones y C$491 millones en gastos administrativos.