•  |
  •  |

El Cuerpo del coronel  ingeniero Mario Antonio Jirón López, quien se desempeñaba como jefe de la Unidad de Reparación de la Fuerza Aérea del Ejército de Nicaragua, fue sepultado este sábado ante la presencia de los altos mando de la institución castrense . En el sepelio el general Julio Cesar Avilés, dio la bandera de Nicaragua a Xochilt Castillo, su esposa, como símbolo de la entrega a la patria por parte del coronel quien desde 1979 se enfilo en la Fuerza Aérea nicaragüense.

Llantos desconsolados de familiares y la solidaridad de los presentes se mezclaron para darle un adiós al coronel Jirón López, fallecido el jueves en un accidente aéreo que cobró la vida de otros altos cargos de la Fuerza Aérea nicaragüense, tras desplomarse el helicóptero en que viajaban en las aguas turbias del Lago de Managua, luego de que venían de una misión de adiestramiento en el campo de tiro El Papalonal, en La Paz Centro, 52 km al noroeste de la capital.

“El coronel Jirón, evidentemente es un soldado de la patria, toda una vida entregada a su servicio hasta el último momento de su vida. Por eso en esta ceremonia tenemos establecido entregar la bandera de la patria a los familiares porque en ella se expresa ese sentimiento del compañero caído, de su amor a Nicaragua, del amor a nuestro pueblo, trabajando día a día. Hoy aquí su ejemplo va perdurar en las nuevas generaciones de oficiales del Ejército que serán nuestros relevos”, dijo Avilés.

Jirón López, tenía 49 años, era originario de Nagarote, León, y ostentaba el cargo de Jefe de la Unidad de Reparación de la Fuerza Aérea. Fue fundador del Ejército de Nicaragua e inició su carrera militar en el año 1979, trabajando siempre para la Fuerza Aérea.

Su padre, Carlos Jirón, de 80 años, expresó que su hijo recibió un curso en la Unión Soviética para ser ingeniero de medios aéreos, donde estudió cuatros años. El coronel Jirón deja a tres hijos, entre ellos una menor de 11 años de edad.

Su cuerpo fue velado el día de ayer viernes en el Estado Mayor del Ejército, donde el presidente Daniel Ortega hizo guardia de honor por unos minutos;  y hoy fue enterrado en el Campo Santo Sierras de Paz al sureste de Managua.