• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Veinte de cada 100 nicaragüenses viven en estado de hacinamiento, mientras que un 40.6% habita en viviendas con pisos inadecuados, según la última Encuesta de Hogares Para Medir la Pobreza en Nicaragua, que realiza la Fundación Internacional para el Desafío Económico Global, Fideg.

De acuerdo con el indicador de medición del nivel de vida, sobre la base de las necesidades básicas insatisfechas, existe hacinamiento cuando en una habitación duermen cuatro o más personas.

“De cada 100 hogares en Nicaragua, 20 viven en condiciones de hacinamiento”, indica la encuesta.

No obstante, este indicador mostró una leve mejoría en el último año, ya que en 2011 el 22.5% de los nicaragüenses vivían en condiciones de hacinamiento. Es decir, que este indicador se redujo en 2.3 puntos porcentuales.

El déficit habitacional en Nicaragua continúa creciendo, y hasta 2012 se calculaba en 700,000 viviendas.

En los últimos dos años, el gobierno y la empresa privada han construido anualmente entre 7,000 y 10,000 viviendas, aunque este número de casas es insuficiente para dar solución a las casi 15,000 nuevas familias que cada año se suman a la demanda histórica de viviendas.

En cuanto a las personas que habitan en viviendas con pisos inadecuados, el porcentaje se incrementa en las zonas rurales hasta alcanzar el 60.5%.

“Es evidente que los materiales del piso siguen siendo la principal deficiencia de las viviendas en las que habitan las familias nicaragüenses”, señala el informe del Fideg.

El documento indica que en términos de necesidades básicas, las principales debilidades que presentan los hogares nicaragüenses, además del hacinamiento, son la dependencia económica y los servicios básicos insuficientes.

Dependencia no se reduce

El indicador de dependencia económica —según la encuesta del Fideg— se construye tomando en cuenta la cantidad de personas ocupadas respecto al total de miembros del hogar, así como el nivel educativo del jefe.

“En Nicaragua, el 29.3% de los hogares tiene problemas de dependencia económica”, señala el informe.

No obstante, ese indicador solo se redujo en 0.6 puntos porcentuales respecto a 2011, cuando el mismo fue del 29.9%, en 2010 fue del 29.5%, y del 32.1% en 2009.

En cuanto a los servicios básicos insuficientes, la encuesta indica que este indicador se ha venido reduciendo, ya que en 2009 el 23.4% de la población no contaba con suficientes servicios básicos, y en 2012, ese indicador disminuyó hasta el 16.4%.