• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Representantes de la Unidad Nacional del Adulto Mayor, UNAM, y del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, alcanzaron hoy un acuerdo que otorga beneficios sociales a los ancianos, aunque sin lograr aún una respuesta a la principal demanda: la pensión reducida por vejez.

Por la pensión reducida luchan desde hace cinco años, miles de adultos mayores que no lograron registrar las 750 mínimas de cotizaciones para alcanzar la jubilación, generando la semana pasada una protesta que culminó con la ocupación de los alrededores del INSS y que fue creciendo con el apoyo de cientos de jóvenes.

Los acuerdos incluyen la reanudación de reuniones semanales con el Gobierno, que tendrán lugar cada jueves en el despacho de la Presidencia, para discutir el tema de la pensión reducida. En dichos encuentros participarán autoridades del INSS, de la UNAM, del Ministerio de la Salud y del Ministerio de Hacienda.

Otro de los acuerdos señala que el INSS, a través de sus abogados, otorgará poderes notariales a los adultos mayores que tengan dificultades de movilización, para que estos puedan delegar a un familiar que retire el bono monetario.

Los ancianos también lograron que el INSS les entregue medios auxiliares como bastones y sillas de ruedas, además de exámenes de la vista y lentes para 8 mil adultos mayores no pensionados que reciben bono.

La atención a los ancianos se realizará, según el acuerdo, a través de la llamada “Promotoría Solidaria” en todo el país, así como en las oficinas de la UNAM y otras entidades departamentales.

Porfirio García, líder de la UNAM, dijo estar contento porque la protesta de los adultos mayores, abrió las puertas al diálogo y confió en que están camino de resolver la situación.

Mientras tanto, Roberto López, director ejecutivo del INSS, repitió lo que dijo ayer en el acto partidario que buscaba acallar la creciente protesta de los adultos mayores, indicando que buscarán soluciones de acuerdo a las posibilidades económicas del gobierno.

Tras el encuentro que tuvo lugar en la sede central del INSS, García también agradeció a todos los ciudadanos que apoyaron la protesta y que no cayeron en la manipulación de ningún grupo político, reiterando que su organización es de carácter social.