•  |
  •  |
  • END / Canal 11

El Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) solicitó una partida presupuestaria extra y de emergencia de 100 millones de córdobas para rehabilitar unos 2,000 kilómetros de carreteras y caminos en las zonas productivas del país, a menos de una semana para que el Ejecutivo presente a la Asamblea Nacional el proyecto de Presupuesto 2009.

Fernando Martínez, titular del MTI, pidió ayer a la Comisión de Infraestructura del Parlamento el apoyo necesario para conseguir los fondos a través de una reforma presupuestaria.

Eliseo Núñez, presidente de la Comisión, avaló la petición, pero a medias, pues afirmó que sólo podrían otorgar 50 millones de córdobas adicionales para reparar los daños causados por las últimas lluvias a la infraestructura vial.

El ministro de Transporte confirmó que varias comunidades del país se encuentran “prácticamente incomunicadas”, entre ellas, San Carlos y Waslala. De acuerdo con cifras del Sinapred, el recuento de ahogados se mantiene en 12. El pronóstico del tiempo, de acuerdo con el Ineter, es de lluvias y tormentas eléctricas.

Martínez insistió en la aprobación para desembolsar los 100 millones de córdobas. También señaló la falta de maquinaria y equipo para la ejecución de las obras de rehabilitación vial.

Cuantiosos daños a producción
Por su parte, el diputado sandinista Douglas Alemán afirmó que además de los daños a la infraestructura vial, se registra una pérdida aproximada del 20 por ciento en la producción de leche, y un porcentaje similar en la cosecha de granos básicos, sobre todo en la Zona Norte del país, así como Nueva Segovia, Madriz, Chontales y Boaco, y otros departamentos.

En Jinotega y Matagalpa, la mayor preocupación se centra en la sobre maduración del café, lo que ocasiona la caída del llamado “grano de oro”.

Unos 250 mil quintales de este rubro están en peligro por este fenómeno y por la destrucción de las vías de acceso para sacar la cosecha.

En Chinandega, las lluvias cobraron la vida de Leoncio Betanco Castellón, de 40 años, originario de la comarca El Jiñocuabo.

Mientras las autoridades continuaban con el levantamiento de reportes de daños a la población y a la infraestructura del país, el jefe del Ejército, general Omar Halleslevens, informó que desde hace una semana 1,500 militares, 30 camiones de carga y decenas de vehículos permanecen en alerta para socorrer, evacuar y custodiar bienes en los 24 municipios más afectados por las lluvias.

Convenio Minsa-Ejército
Guillermo González, Ministro de Salud, dijo que se está reforzando la atención para evitar brote de enfermedades y epidemias a causa de las lluvias.

“Hemos preparado las condiciones para poder atender la inminencia de cualquier tipo de acciones, se está llamando a la población a tomar medidas preventivas: estamos proveyendo de cloro a las comunidades, se están lanzando mensajes de prevención, hemos desplegado brigadas especiales de emergencia en los 24 municipios más afectados”, informó.

El titular del Minsa dijo que aparte de Murra, le preocupan los riesgos sanitarios de las poblaciones de Malacatoya y Nandaime, en Granada, donde las inundaciones amenazan con provocar enfermedades de diversos tipos.

El jefe del Ejército y el ministro de Salud firmaron la tarde de ayer un convenio de cooperación bilateral que permitirá, entre otras cosas, prestar atenciones médicas de urgencia y en casos de emergencia a la población civil con medios y equipos militares.

De acuerdo con el reporte especial número 14, emitido por Defensa Civil, 5 mil 069 personas --897 familias--, han sufrido afectaciones por las constantes lluvias. De éstas, apenas 1,075 personas se encuentran en albergues.

La principal necesidad sigue siendo alimentación y avituallamiento. En el municipio de Murra todavía no se ha establecido el servicio de energía eléctrica ni el agua potable.

(Con la colaboración de Mauricio Miranda y Róger Olivas)