• San José |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

59 trabajadores (en su mayoría indígenas panameños y peones nicaragüenses) de la empresa Banana Development Corporation (Bandeco) fueron despedidos de tres fincas bananeras de Sixaola, una zona bananera en el Caribe costarricense, luego de que un juzgado de Limón declaró ilegal una huelga realizada el 7 de diciembre de 2011.

Debido a los despidos, el pasado 5 de junio más de 250 empleados de la empresa iniciaron un paro de labores. Hasta la fecha, se han realizado varias reuniones entre las partes con la mediación del viceministro del Trabajo, Eugenio Solano, pero aún no se ha llegado a ningún acuerdo.

Nicas despedidos

Marco Bojorge, quien ha laborado en el área de empacadoras del banano de exportación por ocho años, es uno de los nicaragüenses despedidos, junto a su esposa Verónica Selva, ambos oriundos de San Jorge, Rivas.

Según Bojorge, la huelga se debió a rechazo de la empresa a una convención colectiva con el sindicato para negociar mejoras salariales y derechos laborales de los trabajadores.

Solidaridad con huelguistas:

Tras casi un mes que llevan los trabajadores en huelga, varias organizaciones civiles y grupos políticos como el Partido Revolucionario de los Trabajadores y el Movimiento Frente Amplio, han llevado víveres a los trabajadores en paro de las fincas 1, 2 y 3 de la empresa transnacional.

Recientemente, un nuevo grupo de al menos 150 empleados se manifestó para exigir el fin de la huelga y que los dejen trabajar.

Aparecen esquiroles

El Sindicato de Trabajadores de la Empresa Pública y Privada (Sitepp) aseguró que los empleados que protestan para detener la huelga en Bandeco son “rompehuelgas” contratados por la empresa, para que los trabajadores en paro desistan de sus demandas.